La Municipalidad debe pagar 40 mil pesos por no erradicar basurales

La Municipalidad de Rosario perdió un juicio contra un particular por no haber erradicado basurales clandestinos. Hace un año que la sentencia está firme y los abogados de la Intendencia dejaron pasar las instancias de apelación por lo cual el gobierno local se ve comprometido a abonar una multa de 40.000 pesos además de las costas de los abogados. En este marco, la contraparte solicitó que el dinero se disponga para crear una comisión de expertos que asesore y controle las acciones ambientales del municipio (ver aparte).
 A un año de dictada la sentencia firme que obliga a la Municipalidad a erradicar los cerca de 180 basurales de la ciudad, sólo se limpiaron algunos y no se presentó ningún plan de acción coordinado.

   Si bien la jueza de distrito Civil y Comercial Nº 8, Liliana Giorgetti, se expidió sobre la causa, no recibió la propuesta elaborada por el abogado del demandante, Alejandro Resnik, para que la Intendencia resuelva la situación.

   En cambio, la magistrada le pidió al profesional que fuera él mismo a la Municipalidad a hacer la propuesta y que luego el gobierno la evalúe (ver aparte).

   "La evaluación de la propuesta tendría que estar en manos de la jueza y no del organismo en cuestión", señaló Resnik. Entre otros puntos, el abogado formula la opción de que los 40.000 pesos de multas se dispongan para crear una comisión de expertos que evalúe y controle la gestión del Ejecutivo en materia de medio ambiente. Además, solicita a los funcionarios realizar una tarea coordinada donde se vean los resultados.

   "No digo que no se haga nada, pero sí que falta una evaluación para ver si las acciones son realmente productivas o no", sostuvo el letrado.

El juicio. A raíz del incendio de dos basurales clandestinos, uno ubicado junto a la autopista Rosario-Carcarañá y otro en Sorrento y Provincias Unidas, un vecino llamado Guillermo Miguel inició una causa contra la Municipalidad por no erradicar los basurales clandestinos.

   Entonces se utilizó por primera vez en la provincia la ley general del ambiente 25.675, que habilita a cualquier persona a interponer un recurso de amparo colectivo ambiental para solicitar el cese de la contaminación.

   También se solicitó que el municipio presentara un informe sobre el estado de los basurales clandestinos y en ese momento (en el año 2004) se acreditó que había más de 180 basurales en toda la ciudad.

   La jueza Giorgetti dictó sentencia no sólo por los dos basurales denunciados expresamente por el vecino, sino también por los 180 reconocidos por la Municipalidad, al tiempo que otorgó 50 días para erradicarlos totalmente.

   Ante esta resolución, los abogados de la Intendencia apelaron con efecto "devolutivo", es decir que no se suspendía lo ordenado por la magistrada.

   Como los días seguían corriendo Resnik solicitó la aplicación de multas y la jueza hizo lugar en junio de 2005. Esta medida también fue apelada por el municipio.

Caducidad. Dado que la Ejecutivo municipal dejó de impulsar el expediente, ya que no lo elevó a la Cámara de Apelaciones por la sentencia de fondo y por las multas contraídas, se le solicitó a la jueza la caducidad de ambos amparos presentados, a lo cual se hizo lugar por una resolución dictada el 18 de diciembre de 2006.

   Además, la apelación de la caducidad mencionada también cayó por falta de impulso procesal durante más de 60 días (plazo que impone la ley de amparo provincial). Después de esta instancia ya no existe ningún recurso.

   Por esta razón la sentencia quedó firme a partir de febrero de 2008 y, sin embargo, la Municipalidad aún no cumplimentó con lo requerido por la Justicia.

Comentá la nota