La Municipalidad controlorá el tope horario pero no la venta de alcohol

A las 5.30 deberá estar todo cerrado y la gente tendrá hasta las 2 para entrar a bares y boliches. En cuanto a la venta de alcohol, dijo que por ahora apelarán al compromiso de los comerciantes.-
La ley provincial que impuso un tope horario de cierre a bares y boliches comenzará a ser aplicada en todos los distritos bonaerenses a partir de este fin de semana. La norma establece que los comercios deberán cerrar sus puertas a las 5.30 y dejar de vender bebidas alcohólicas una hora antes.

Para el subsecretario de Control municipal, José María Lopetegui, la medida aprobada el miércoles por la Cámara de Senadores "llega a tapar un bache muy importante, que desde hace tiempo traía graves problemas no sólo a los jóvenes sino también al conjunto de la sociedad marplatense". "Esto es para poder aprovechar los horarios. En ningún momento pensamos en que los jóvenes no se tienen que divertir, pero deben ser respetuosos de los horarios", entendió el funcionario.

A partir de la puesta en vigencia de la flamante ley, sobre la Subsecretaría de Control municipal recaerá la responsabilidad de dar cumplimiento a las restricciones que plantea la norma. Por eso, es que ya se está pensando en incrementar el número de personal para el área de Inspección General, porque –explicó Lopetegui- en principio "los controles deberán ser mucho más estrictos". "Vamos a necesitar más agentes y por eso es que ya se está evaluando la posibilidad de que ingresen más personas a determinadas dependencias municipales", indicó.

"Desde este fin de semana vamos a aplicar el tope horario: a las 5.30 va a estar todo cerrado y hasta las dos se podrá ingresar a los bares", aclaró, y seguido dijo que para el control sobre las barras de bares y boliches, que deberán dejar de vender alcohol a partir de las 4.30, se apelará en primer término al compromiso de los comerciantes por hacer cumplir lo que establece la ley, ya que las multas son muy elevadas. De todos modos, indicó que personal municipal tomará la responsabilidad de recorrer los negocios para constatar que el expendio de alcohol deje de realizarse una hora antes del cierre del bar.

La ley establece un régimen de excepción, mediante el cual cada municipio, por razones estacionales o regionales, podrá extender sólo por una hora más el horario de cierre. Esta disposición queda a potestad de cada localidad. Consultado al respecto, Lopetegui sostuvo que tanto el Ejecutivo como el Concejo Deliberante deberán evaluar esta posibilidad. "Pero las excepciones, en estas zonas de veraneo, creo que deberían existir", concluyó.

Comentá la nota