La Municipalidad confiará al Banco Provincia el cobro de tasas en mora

El convenio sería con Mandatos y Negocios, una empresa integrante del grupo Bapro. Se calcula en unos 251 millones de pesos el total de vencimientos por tasas que la comuna ha dejado de percibir. En otros municipios bonaerenses ya utilizan esa vía para optimizar la recuperación de deuda.
El gobierno municipal planea firmar un contrato con el Banco de la Provincia de Buenos Aires para concederle a la empresa del grupo Mandatos y Negocios la gestión de cobro de las tasas en mora, que en estos momentos ascendería a unos 251 millones de pesos. El compromiso también incluirá el relevamiento y percepción de los Derechos de Publicidad y Propaganda (ver página 4).

La medida fue anunciada la semana pasada por el secretario de Economía y Hacienda, Mariano Pérez Rojas, ante los presidentes de bloques del Concejo, algunos de los cuales, plantearon sus reparos al respecto.

No obstante la decisión se fundamenta en un convenio marco aprobado por unanimidad por el Concejo en noviembre pasado, en el que se le otorgó al Ejecutivo la facultad de celebrar esta clase de acuerdos con el Banco Provincia y a ratificar otros que ya estaban vigentes.

Luego de informarles esta novedad a los concejales, el funcionario dio ayer algunas precisiones al respecto ante la prensa, explicando que posiblemente el nuevo contrato con el Bapro sea firmado en el transcurso de los próximos días. Según explicó, la decisión de confiarle a Mandatos y Negocios la gestión de cobranza de las tasas impagas (que no hayan entrado en etapa prejudicial o judicial) obedece a que la comuna "posee un problema estructural" por el que acumula anualmente un importante stock de deuda que le resulta muy difícil recuperar por sus propios medios.

"Existe un déficit en la tarea que realiza la Municipalidad en la gestión de la morosidad", le reconoció Pérez Rojas a LA CAPITAL, señalando que la comuna cuenta con "recursos de personal y técnicos muy limitados" para lograr un buen resultado. "Si bien existe un grupo de empleados de planta que se ocupa de realizar llamadas telefónicas y de enviar notas, esta tarea se realiza de manera discontinua, con pocos recursos y resultados muy limitados", consideró.

El secretario comentó que por esta razón se resolvió poner en práctica un sistema que ya se utiliza en muchos otros municipios, confiándole este trabajo a una compañía especializada que disponga de "la suficiente cantidad de medios tecnológicos y bases de datos" como para ubicar a los contribuyentes y realizar sobre ellos un seguimiento más eficaz.

La administración municipal decidió para ello avanzar en un acuerdo con la compañía Mandatos y Negocios, a la que se le encomendaría llevar a cabo todas las acciones necesarias para lograr el recupero de las deudas correspondientes a tasas como Servicios Urbanos (TSU), Seguridad e Higiene y Rural.

"La idea es que una vez cumplidos los 100 días del vencimiento original se comiencen a realizar llamados telefónicos y a enviar notificaciones e intimaciones", dijo Pérez Rojas describiendo la naturaleza de los servicios que prestaría la firma, la cual, percibiría un 11% más IVA de las deudas efectivamente cobradas. Pérez Rojas explicó que el Ejecutivo decidió contratar a Mandatos y Negocios por tratarse de una empresa pública del Banco Provincia, con el que el municipio local ya posee relación a través de otras entidades del grupo, como Provincia Seguros, Provincia ART, Bapro Pagos o Provincia Leasing.

Además la banca pública provincial actúa como el agente financiero natural de los municipios bonaerenses.

Contrato "conveniente"

Ayer Pérez Rojas subrayó que el contrato a firmar resulta muy "conveniente" para la comuna debido a que los costos del servicio de Mandatos y Negocios serían muy inferiores a los que abonan otros municipios que poseen contratos con empresas privadas. A modo de ejemplo señaló que la comuna de Chivilcoy le abona a una firma privada el 24% de cada deuda efectivamente cobrada, y enumeró casos de otras comunas que pagan honorarios muy parecidos.

El secretario señaló además que la cifra del 11% más IVA acordada con Mandatos y Negocios es también mejor que la que en su momento negoció la anterior gestión con una universidad, por un costo de alrededor del 38%. La comuna local confía en que la tarea de gestión de cobranza que realice la empresa permitirá incrementar de manera considerable la recaudación municipal. Según Pérez Rojas existen fundamentos para creer que la cobrabilidad de las tasas ascendería a un 70% en promedio, lo que representaría un importante salto respecto del 65% histórico que se registra en Mar del Plata.

Asimismo subrayó que con esto también se vería reducida considerablemente la cantidad de deuda que llegaría a la instancia prejudicial y judicial, respecto de la cual, la actual gestión también tiene una mirada bastante crítica.

Gran parte de esta deuda está hoy en manos de un grupo de unos 40 estudios de abogados locales, los que -según Pérez Rojas- "han demostrado tener una muy baja eficacia" para realizar su tarea. "En los últimos 7 años se les ha confiado el cobro de una deuda de 148 millones de pesos, de la que apenas han podido recuperar para el municipio el 30%", aseguró. No obstante, la tarea de los apoderados internos no resultó mejor ya que de un total de deuda de 25 millones de pesos lograron recuperar 7 millones.

En base estos datos, la gestión de Gustavo Pulti también planea introducir modificaciones en su relación con los apoderados externos, tratando de reducir su intervención en la mayor medida posible. De hecho, siguiendo esa línea, "en los últimos dos años no se amplió el número de estudios intervinientes" y sólo se remitieron títulos ejecutivos ante casos de prescripciones inminentes, destacó Pérez Rojas.

En este sentido ya se está trabajando con el Colegio de Abogados y la Universidad Nacional de Mar del Plata para crear un nuevo mecanismo que asegure que, cada vez que deba intervenir un abogado, lo haga priorizando los intereses del municipio y los contribuyentes.

La anterior gestión también intentó tercerizar

Esta no es la primera vez que la Municipalidad intenta mejorar su recaudación y recupero de deuda a través de servicios de terceros, ya que la gestión de Daniel Katz también había avanzado en la firma de un convenio para que la Universidad Nacional Tecnológica prestara sus servicios para relevar, asegurar y mejorar el pago de los Derechos de Publicidad y Propaganda.

En ese caso, el acuerdo fue aprobado por el Concejo Deliberante en el año 2006, fijando honorarios muy superiores a los que ofrece ahora el grupo del Banco de la Provincia, a través de su empresa Mandatos y Negocios. Mientras en aquella ocasión la gestión de Katz aceptó contratar los servicios de la UTN a cambio de honorarios del 48% sobre el incremento producido por lo abonado por cada contribuyente de los derechos de Publicidad y Propaganda, el acuerdo que se intenta firmar en esta oportunidad le otorga a Mandatos y Negocios una comisión del 17% más IVA, es decir, un 65% más barato.

Aquel acuerdo con la UTN fue aprobado por los concejales en octubre de 2006 a través de la ordenanza 10.592 a la que le habían sido adjuntados varios informes favorables de las distintas dependencias de ley del municipio. Luego de eso, el intendente Katz ratificó el acuerdo con la UTN donde se dejaba abierta la posibilidad de concederle a la institución la gestión de cobro de otros tributos. No obstante el convenio no llevó a ser puesto en práctica.

Comentá la nota