La Municipalidad clausuró varias casas financieras.

El municipio advirtió que pueden presentarse ante el Banco Central por el cobro de intereses.
La Municipalidad de la Capital clausuró la semana pasada varias casas de créditos que operaban en grandes comercios y en el centro de la ciudad.

Los procedimientos se enmarcaron en los reclamos que el lunes coincidieron el Gobierno provincial y municipal para actuar contra las empresas que se desempeñan como financieras y tienen cautivos los ingresos de una masa importante de empleados públicos.

Juan Vilte, director de Habilitaciones Comerciales de la comuna explicó las acciones y dijo que los comercios no tenían los papeles que se les requirió en el operativo y por eso se procedió a cerrarlos.

"En algunos casos -señaló el funcionario- estaban habilitados para desempeñarse en un rubro y estaban cubriendo otro o directamente estaban realizando actividades para las que no fueron autorizados", indicó.

Vilte advirtió también que las autoridades tienen conocimiento de las tasas abusivas que se cobran en los locales por las operaciones que se concretan, pero la Municipalidad no tiene capacidad para actuar en ese sentido, aunque afirmó que realizarán una gestión ante las autoridades del Banco Central para controlar este item.

Las acciones comenzaron a mitad de la semana que pasó y hasta el viernes ya había una docena de casas que exhibían en sus frentes las fajas de clausura.

Las acciones de Vilte se orientaron a financieras de grandes centros comerciales e hipermercados, y otras casas de prestamos que funcionan inclusive dentro de estudios jurídicos.

Los Datos

Quintela y Beder Herrera acordaron las medidas.

Se clausuraron 12 comercios.

Los operativos comenzaron el miércoles.

Comentá la nota