La Municipalidad clausuró dos locales de esparcimiento nocturno que triplicaban el factor ocupacional y cinco restoranes

La dirección de Inspección General a cargo de Eduardo Bruzetta, dependiente de la secretaría de Gobierno, acompañada por la policía, realizó controles en 35 establecimientos en las zonas de Alem, Constitución y el centro.
En Alem, se procedió a la clausura del local ubicado en Formosa 254 (Bykein) por desarrollar actividades con exceso de la capacidad máxima autorizada dado que según el permiso en el lugar no puede haber más de 320 personas y se encontraban 1.115.

También se clausuró el local ubicado en Bernardo de Irigoyen y Formosa (ONAS) dado que allí se realizaban actividades no contempladas por la habilitación correspondiente. Y se labró una infracción en Alem 3687 (ZWAN) por trascendencia de música amplificada hacia la vía pública.

Por otra parte, en Constitución 5614 (Esperanto) se clausuró un local de esparcimiento nocturno por desarrollar sus actividades triplicando el factor ocupacional dado que tiene autorizada una capacidad de 270 personas y se le constató la permanencia de 825 personas.

Estos controles, que debieron intensificarse en las últimas semanas debido a que transita mucha más gente que la habitual en la ciudad por la gran cantidad de turistas que arribaron para pasar sus vacaciones, continuarán implementándose.

Desde la secretaría de Gobierno se informó que se busca mejorar la convivencia en los distintos sectores de la ciudad, evitar los excesos y preservar la salud y la integridad física de las personas.

En tanto que el departamento operativo de Inspección General intimó a diferentes balnearios de la sur de la ciudad a que retiren banderas y carteles publicitarios ubicados sin habilitación que generan polución visual interfiriendo el paisaje natural.

Clausuraron cinco restoranes

Se trata de los ubicados en Belgrano 2253, Rivadavia 2375, Luro 3598, Rodríguez Peña 2805, y Olavarría 3099. Fue en un operativo conjunto entre la Agencia de Recaudación Municipal, dirigida por Gabriel Ballarino, la dirección de Inspección General y la AFIP DGI regional Mar del Plata.

Ambos organismos fiscales realizaron controles de facturación, de personal e hicieron un relevamiento de ventas denominado "punto fijo" mediante el cual se detectó que las firmas que emiten las facturaciones de estos comercios no coinciden con las que figuran en las habilitaciones de los mismos.

Así, se constató que había una evasión a la Tasa de Seguridad e Higiene y un incumplimiento de las normas de habilitación. Las actuaciones fueron giradas al Tribunal de Faltas que establecerá las sanciones correspondientes.

Por su parte, la Agencia de Recaudación, con los datos recolectados en el operativo, hará una ponderación de las ventas de estos locales para evitar subdeclaraciones en los montos imponibles de la tasa.

Por su parte la AFIP procedió además a realizar un operativo de seguridad social en los cinco locales.

Comentá la nota