La Municipalidad asegura no tener dificultades financieras.

Según el secretario Borelli, no se han modificado partidas para poder afrontar otros gastos. La Nación ya envió casi 50 millones. El efecto económico de la gripe A se medirá con la recaudación de Seguridad e Higiene.
El secretario de Economía de la Municipalidad expresó que la comuna no tiene complicaciones en cuanto al cumplimiento de sus compromisos financieros, pese a las consecuencias de la crisis económica internacional y la emergencia sanitaria que obligó a efectuar gastos no previstos.

"Las cuentas municipales, hoy por hoy, están en orden. No tenemos problemas financieros ni económicos", resaltó Hugo Borelli.

De tal manera, el funcionario de la cartera de hacienda salió al cruce de la solicitud presentada por la edil radical Aloma Sartor, para que el gobierno municipal remita al Concejo Deliberante el estado de situación económico-financiero y la correspondiente ejecución presupuestaria.

Sartor afirmó que "es de público conocimiento las demoras del Ejecutivo en el pago a proveedores" y, tras las afirmaciones de Borelli, resaltó ayer que "las contestaciones al cuerpo deliberativo no deben darse a través de los medios de comunicación, sino mediante el envío de información oficial al CD".

Borelli aseguró que "los pagos a proveedores se están encuadrando dentro de los límites habituales, es decir, entre 30 y 45 días. Como siempre, hago reservas de algún caso puntual".

El responsable del área de Economía destacó que la mayor incidencia del gasto respecto de los recursos, se da habitualmente al cierre del primer semestre, porque la cantidad de obras que han sido imputadas en su totalidad, se encuentran comprometidas o ya fueron iniciadas, "se van a ir atendiendo con los recursos que se generarán en la segunda parte del año".

"Los programas de obras públicas, en general, se ponen en funcionamiento a través del mecanismo de licitaciones y adjudicaciones. En nuestra ciudad, hay un conjunto de obras imputadas, que se irán devengando a partir del segundo semestre.

"En esta marcha habitual de ejecución, en los últimos seis meses del año se continúa trabajando en el ajuste presupuestario y, a partir de allí, se busca llegar a un equilibrio", comentó Borelli.

Aportes de la Nación

En otro orden, Borelli afirmó que la cifra enviada por la Nación a las arcas municipales, significa un récord histórico.

"La Municipalidad no tiene morosidad respecto de las remesas de Nación. Hasta la fecha, se ha recibido una cifra cercana a los 50 millones de pesos, correspondientes a este año.

"La cifra no es poca cosa, porque representa una suma extraordinaria, la más importante que se haya recibido, históricamente. Inclusive, superior a la que se destinó el año pasado, para esta misma fecha. Esto significa que la Nación está completamente al día", indicó.

Borelli detalló que la Nación envió los anticipos financieros para la puesta en marcha de la reparación de los caminos de La Carrindanga y Sesquicentenario, la construcción de la rotonda de Don Bosco y Gardel o el completamiento de las obras cloacales, cuyos primeros certificados también comenzaron a ser presentados.

"Hasta ahora, nosotros no podemos hacer ningún tipo de consideración acerca de demoras en las remesas, porque en materia de aportes, los hemos recibido en tiempo y forma", señaló.

Tiempo de precauciones

De todas maneras, Borelli reconoció que "estamos previendo mirar con mucho cuidado la marcha del segundo semestre, en función de la realidad económica global que a todos nos afecta. Ni tiramos manteca al techo ni pensamos que estamos en época de bonanza".

En tal sentido, acotó que el verdadero panorama económico local quedará expuesto cuando haya sido contabilizada la recaudación por la tasa de Seguridad e Higiene, correspondiente a las ventas de mayo y junio, meses en que comenzó la inactividad motivada por la gripe A.

"También hay que mirar con mucho cuidado cuál es el impacto general sobre la economía en el bimestre de julio y agosto, que es el período donde más se notó la inactividad. Esto lo vamos a visualizar a fines de septiembre y a principios de octubre, cuando lleguen las fechas de los vencimientos", añadió.

El funcionario dijo que, en lo inmediato, la comuna tomará precauciones a la hora de asumir gastos.

"Miraremos con mucho cuidado la marcha en el segundo semestre, a los efectos de ir regulando la situación de los compromisos presupuestarios.

"Por ese motivo, realicé un corte de contribuyentes en función de su actividad económica, para medir el potencial efecto de la depresión económica en función de la gripe.

"Sin negar que va a haber un efecto, es cierto que los sectores comerciales más afectados, en función global del presupuesto, no tienen una incidencia muy significativa en el recurso", comentó el funcionario.

Como ejemplo, dijo que el polo petroquímico, cuyas empresas también tributan la tasa de Seguridad e Higiene, pudo haber notado una baja en sus ventas producto de la recesión internacional, pero no como consecuencia de la gripe A.

"Los negocios tampoco estuvieron cerrados y las empresas de materiales de construcción tienen buenas ventas por la obra pública que se está llevando a cabo y por el buen momento de la actividad. En contrapartida está la gastronomía, la hotelería o los servicios turísticos, sectores en los sí vamos a tener una baja", concluyó Borelli.

Destino de las partidas

El secretario de Economía aseguró, además, que no se han modificado partidas para poder afrontar otros gastos.

"Desde el punto de vista político, se tomó la decisión de atender, en el marco de la emergencia sanitaria, cualquier necesidad extraordinaria.

"En ese sentido, hemos puesto los fondos a disposición como, por ejemplo, para la compra de respiradores o para poder cubrir con mayor recurso humano la atención sanitaria. Esos fondos van a ser atendidos, inclusive, con la conformidad pública manifestada por el Concejo Deliberante", comentó Borelli.

Finamente, indicó que para afrontar este tipo de emergencias se pueden utilizar recursos afectados o de libre disponibilidad.

"Esto comprende, incluso, hasta la nueva coparticipación de la soja, un recurso que la propia Provincia anunció que utilizará para atender la emergencia sanitaria", concluyó.

La solicitud presentada por la concejala Aloma Sartor

En las consideraciones de su presentación, la concejala Sartor propuso que la información solicitada a la comuna esté discriminada por mes y por partida, respecto de los meses transcurridos del presente ejercicio.

En los fundamentos del pedido, la edil recordó que el CD rechazó la rendición de cuentas del ejercicio fiscal 2008, por haber encontrado subejecución de algunas partidas y sobreejecución de otras, además de desviación de fondos afectados que fueron a sufragar gastos distintos a los previstos en sus respectivas ordenanzas.

Destacó, asimismo, la importancia de la llamada sobretasa de Seguridad e Higiene, "cuyo fundamento obedeció a la necesidad de financiar obras de infraestructura, habiéndose subejecutado en un alto porcentaje, con lo que el incremento de la alícuota fue desvirtuado totalmente".

Advirtió, al respecto, que la utilización de fondos afectados para financiar otro tipo de finalidades "es un hecho grave e irregular en la ejecución presupuestaria, ya que implica no sólo cambiar de destino el recurso, sino, también, defraudar la confianza del contribuyente".

"Del mismo modo, al haberse reflejado en el presupuesto una serie de inversiones con recursos provenientes de otra jurisdicción, se torna indispensable, a esta altura del ejercicio, que el Departamento Ejecutivo informe sobre los ingresos para solventar este tipo de emprendimientos y en qué medida se afectaron ingresos de jurisdicción propia", agregó.

Por último, recordó que, con fecha 10 de marzo de 2009, el CD votó, por unanimidad, una minuta de similares contenidos a la ahora presentada, "sin que, hasta la fecha, se haya contestado".

Comentá la nota