La Municipalidad aplicó nuevas sanciones en el corredor de la calle Balcarce.

La Municipalidad aplicó nuevas sanciones en el corredor de la calle Balcarce.
La Municipalidad volvió a sancionar este fin de semana seis locales comerciales del Paseo Balcarce por no respetar la capacidad, el horario de cierre y venta de bebidas alcohólicas después de ese limite.
Las sanciones y clausuras se producen a pocos días de que se realice la primera reunión de un grupo de trabajo conformado por empresarios y vecinos del Corredor Balcarce, concejales, dirección de Tránsito y miembros de la Policía y Bomberos para acordar aspectos vinculados a una futura ordenanza que regule con más definiciones las características y el alcance de los rubros comerciales en ese sector de la ciudad.

Confiterías con espectáculo, bares, pubs y restaurantes, las tradicionales peñas folclóricas y algunos boliches bailables han crecido notablemente en esa zona, aunque la legislación no en todos los casos permite bailes o espectáculos, que se originaron en muchos en permisos provisorios sin el control posterior.

El fin de semana último fue sancionado el restaurante "MYSTYT", de Balcarce 717, por sobrepasar la capacidad permitida. El permiso que tenía era para 181 personas y en el interior se constató que había 390. Macondo", de Balcarce 980, fue sancionado porque en su interior se encontraron a personas bailando en una pista habilitada a tal fin, cuando el local sólo tiene habilitación como confitería, y no como boliche bailable. También se observó que la capacidad permitida había sido superada. La confitería "Club Room", ubicada en Necochea 729, fue sancionada por no respetar la capacidad máxima autorizada. Los inspectores detectaron 1.003 personas cuando el número permitido era de 800.

El bar "Bossa Nova", de Necochea 747, fue clausurado por no respetar el horario de cierre, 5 de la madruga, con tolerancia de 30 minutos. También se comprobó que en el local se continuaban vendiendo bebidas alcohólicas a las 05.50.

"Bellzebull", de Necochea 748, también sufrió la clausura preventiva por no respetar el horario de cierre y por vender bebida alcohólicas a más de 30 personas que se encontraban en su interior.

Una agresión con armas de fuego en esa zona hace un par de semanas, provocó alarma en las autoridades municipales, principalmente el intendente Miguel Isa que reside en el sector y decidió abordar el tema primero con los vecinos, luego con los empresarios, para limitar el nivel de la música, controlar mejor la salida del público en el horario de cierre y evitar la presencia de estos en presencia de menores.

El jefe de Gabinete municipal Jorge Vidal Casas tendrá hoy un encuentro con representantes de los vecinos y para el jueves se estima la primera reunión ampliada cuya conclusión se verá reflejada en una ordenanza que regulará de modo más explícito el funcionamiento del sector comercial.

Comentá la nota