Municipalidad adeuda $ 22 millones a Crese

El documento firmado por los 5 síndicos que el Concejo Deliberante eligió para auditar a la recolectora estatal, sostiene que el Ejecutivo lleva un desfase en el pago del canon mensual.

El presidente de la empresa, Eduardo García, agregó que la deuda al finalizar noviembre podría ser de 26,7 millones de pesos, por una cuestión natural de diferencia en los tiempos de cancelación de deuda. A partir de noviembre, la recolección cuesta 18 millones, 7 menos de los que saldría con Cliba.

Según consta en el tercer informe que elaboró la Comisión Fiscalizadora de Córdoba Recicla Sociedad de Estado (Crese), confeccionado con datos del 1 julio al 30 de setiembre de 2009, la Municipalidad tiene una deuda con dicha empresa pública de 22.308.978 pesos.

Sucede que el pago del canon mensual difiere en un mes y medio con respecto a la prestación del servicio y entonces, al momento del corte, aún no habían sido saldado completamente agosto y setiembre.

Pero como la tasa que abona el municipio ha aumentado en los últimos meses, las erogaciones que debería hacer el Ejecutivo para ponerse al día serían aun mayores ahora.

El titular de Crese, Eduardo García, aseguró a este medio que la acreencia rondará en los primeros días de diciembre los 26,7 millones de pesos, porque en octubre el canon llegó a 17,5 millones (y se abonó sólo la mitad, 8,75 millones) y a partir de este mes es de 18 millones.

Cabe destacar que las prestaciones no están exentas de IVA. Es decir que de esos 18 millones de pesos que hoy le cuesta el servicio a los cordobeses, 3,7 se van en impuestos a Nación.

En ese sentido, el giacominista Francisco Delich presentó en la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto para incluir una modificación a la Ley del IVA, a los fines de eximir a Crese.

Sin embargo, pocas son las esperanzas puertas adentro. La iniciativa, que ya tiene dos meses, se encuentra frenada y con pocas posibilidades de salir, puesto el kirchnerismo advirtió que sería un precedente del cual todas las firmas públicas del país podrían servirse (con todo el costo que eso implica en términos de mengua recaudatoria, para un gobierno central que tiende a construir su poder con dinero).

Predios funcionando ¿sin permiso?

Nada está del todo claro respecto a la habilitación de la base logística situada en la avenida de Circunvalación y del depósito de Estación Mitre, ambos propiedad de la empresa Cliba (Grupo Roggio) y utilizados por la empresa pública para funcionar.

Los síndicos dicen que hay permisos provisorios de bomberos vencidos, y García asegura que están vigente y que en los próximos días se comenzarán las obras requeridas para obtener la licencia definitiva.

El 9 de marzo de este año, cuando habían pasado tres meses de la creación de Crese, LA MAÑANA informó que dos terrenos utilizados por la estatal no habían obtenido hasta ese momento el permiso municipal definitivo.

Lo cierto es que 10 meses después, todo sigue igual.

Según trascendidos, Crese debería invertir aproximadamente 300 mil pesos para poner en condiciones los lugares y así quedar en regla.

Cliba tampoco estaba autorizada

Según información que tanto la Municipalidad como del Departamento de Bomberos brindaron, la misma falta de la empresa Crese fue cometida durante años por la anterior prestataria, Cliba, dueña de los predios. Al menos en los últimos cuatro años en los que la firma del Grupo Roggio brindó el servicio, no hay registro de habilitación.

Esto es igual de grave que lo de la recolectora municipal, aunque referentes del juecismo en el Concejo Deliberante afirmen asiduamente en las sesiones del cuerpo que lo de Crese es inaceptable, por ser el propio Estado que infringe la legislación.

Es que, en definitiva, nada indica que sea "menos peor" dar amnistías a privados por motivos políticos, que otorgárselas al mismo Estado por ineptitudes administrativas.

Comentá la nota