Los municipales de toda la provincia inician plan de lucha

Ante la insensibilidad, indeferencia y desconocimiento de las autoridades provinciales sobre nuestros reclamos, los trabajadores municipales de la Provincia de Buenos Aires hemos puesto en marcha nuestro plan de lucha desde el día 7 de septiembre.
Habiéndose realizado sendos plenarios de Secretarios Generales en Arrecifes y Rauch, donde fuera ratificado el mismo, al propio tiempo que se tomaba intervención en los conflictos locales.

Como es notorio que la advertencia a caído en saco roto en los despachos de la gobernación, los trabajadores municipales continuaremos en esta 1ra. Etapa con un "estado deliberativo" de los puntos esenciales de nuestras demandas, que debatiremos en asambleas en nuestros lugares de trabajo:

- Por un salario básico que no sea menor al Mínimo, Vital y Móvil (incorporación de las sumas en negro).

- Por una Paritaria Provincial

- Por que se termine la Violencia Laboral (ley 13.168/04) ejercida discrecionalmente en todos los distritos.

- Por la modificación de la ley 11.757.

- Por la recuperación del 3% por año de antigüedad.

- Por la estabilidad laboral de todos los compañeros en situación precaria: contratados, jornalizados, destajista, eventuales, etc.

Las asambleas se desarrollarán a partir del lunes 14 de septiembre durante 2 hs de 10 a 12 hs; el día miércoles 16 durante 3 hs. (modalidad a fijar por cada sindicato de base) y el día viernes 18 durante 4 hs. (modalidad a fijar por cada sindicato de base).

Estas medidas desembocarán en esta primera etapa, con un Paro y Movilización de todos los trabajadores municipales, a la Casa de la Provincia de Buenos Aires situada en Capital Federal, contando con el apoyo de la Confederación de Obreros y Empleados Municipales de la Argentina (C.O.E.M.A.), para la semana siguiente; continuando en caso de ser necesario con un Paro y Movilización a La Plata.

Solidariamente todos juntos los mismos días, a la misma hora para demostrar a propios y extraños que estamos unidos, con la firme e irrenunciable posición de lograr el respeto y la igualdad con el resto de los trabajadores del país.

Comentá la nota