Municipales siguen molestos con el consorcio y ratifican su participación

Operarios municipales reiteraron sus críticas al Consorcio de Agua y ratificaron su participación en los trabajos para la reparación del by pass que mejoró la provisión de agua a Milagro.
En visita a esta Agencia Periodística, Esteban Díaz y Edmundo Agüero, empleados municipales ratificaron que junto con otros dos empleados municipales, Agustín Morán y Julio Sánchez, “fuimos el día sábado (por el 21/02) hasta el dique llevando a los empleados de la Secretaría del Agua de la Provincia, Miguel Brizuela y Mariano Flores. Ellos junto a Eduardo Reinoso, encargado Zonal del Agua, y otra persona de apellido Zapata hicieron las reparaciones al by pass y colocaron nuevamente los caños del agua”.

Cabe recordar que los integrantes del Consorcio del Agua de Riego del dique de Anzulón con su presidente a la cabeza Mario Brizuela, habían criticado al intendente Alejandro Quintiero y lo acusaron de que el municipio no había participado de los arreglos, ese día sábado.

Ahora los empleados Díaz y Agüero ratificaron esa participación junto con los agentes de la Secretaría del Agua, sin la presencia de empleados o integrantes del Consorcio.

Después de las 10 de la mañana “apareció el presidente del Consorcio José Mario Brizuela a supervisar el trabajo y trajo doscientos gramos de mortadela y dos gaseosas de tres litros descartables, siendo el único aporte del Consorcio a las tareas”.

Por eso “cuando vimos la nota del Consorcio en el diario nos sorprendió porque el mismísimo Brizuela estuvo con nosotros o quienes suscribieron la nota no viven aquí o están muy mal informado”.

Por eso queremos que “si tienen alguna inquietud lo hablen personalmente con quienes estuvimos trabajando para mejorar el servicio de agua”. Además “si hay que hacer un gran esfuerzo para recorrer 200 km. como se dice que recorre Brizuela lo felicitamos pero si no le conviene debería renunciar y dejar el lugar a otro que viva acá porque no se puede gestionar por control remoto”.

Comentá la nota