Los municipales rechazaron la oferta del Gobierno y la próxima semana será clave para el conflicto

Sobre un relevamiento de 800 trabajadores, triunfó la negativa por 150 votos. El argumento fue que la propuesta es "insuficiente". El sindicato volvió a cuestionar la ordenanza que también les otorga las subas a los funcionarios
El Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) rechazó ayer la oferta salarial que le realizó el Ejecutivo el martes pasado, lo que determinó el fracaso de las negociaciones entre las partes y la cuenta regresiva hacia una semana clave para la resolución del conflicto.

Sobre un total de 800 empleados consultados, aproximadamente unos 550 fueron por la negativa y los restantes 250 aceptaron el ofrecimiento de la gestión del intendente Miguel Lunghi, de acuerdo a lo que informó el secretario general del gremio, Roberto Martínez Lastra.

Los trabajadores argumentaron que la propuesta fue "insuficiente" y también cuestionaron una vez más la decisión de no derogar la ordenanza 10.823, que también beneficia a los funcionarios con los aumentos que logra la planta personal.

"La plata que no están ofreciendo no satisfizo lo que pretendían los compañeros. El martes a las 17, en asamblea, determinaremos los pasos a seguir", señaló Martínez Lastra a la prensa, tras un breve encuentro con autoridades comunales.

El secretario de Gobierno, Marcos Nicolini; el secretario de Salud, Oscar Teruggi, y la subsecretaria de Gobierno, Natalia Correa, fueron los que recibieron a casi una veintena de delegados en uno de los despachos del Municipio. Luego de la reunión, Nicolini insistió en el "esfuerzo" que hizo la comuna para concretar el ofrecimiento denegado y reiteró la propuesta del Ejecutivo: incorporar 150 (100 en septiembre y 50 en octubre) de los 320 pesos que hoy no van al básico y establecer una garantía salarial mínima de 1.400 pesos.

Sin embargo, Martínez Lastra involucró nuevamente en la discusión la polémica ordenanza 10.823. "Eso es relativo, porque ya el último aumento no se cobró por parte de los funcionarios –respondió Nicolini–. Y en esta negociación también existía el compromiso de no cobrarlo. En este sentido, me parece que tenían las garantías del caso".

Cabe aclarar que el incremento sí beneficiaría al Intendente y a los concejales, como ya ocurrió en abril pasado y de acuerdo a lo que indica la Ley Orgánica de las Municipalidades. El fundamento de la comuna a esta excepción es evitar nuevos cuestionamientos del Tribunal de Cuentas.

En este aspecto, el secretario manifestó además que "también hay que mantener las jerarquías. Si no, volvemos a las instancias donde un capataz o un empleado de categoría alta cobra más que un director de área".

En diálogo con este Diario, Nicolini señaló que el gremio "no pidió nada más, no puso una condición para lograr un acuerdo" y, ante la consulta de los funcionarios presentes, "tampoco adelantó los pasos a seguir".

"El Ejecutivo ya hizo el esfuerzo en la reunión anterior, con una propuesta de 1.400 pesos de bolsillo como garantía salarial, más 100 pesos. Nos pidieron 50 pesos más, hubo un intervalo, hicimos números y accedimos al pedido. Ya hubo una contraoferta de los trabajadores que fue aceptada por nosotros", recordó Nicolini.

Luego, indicó que "para poder hacer esta oferta se vienen haciendo muchos ahorros presupuestarios, se han suspendido eventos y, obviamente, todo tiene un costo".

"Hay municipios que no han podido pagar los sueldos, algunos hasta los aguinaldos, y nosotros hemos podido hacer una oferta salarial que pensamos cumplir. Y la hicimos en un marco en el que la Provincia no cumplió con las pautas presupuestarias y el Gobernador dijo que no podía garantizar la coparticipación. Quizás, con el impuestazo que ahora pasó al Senado, transfiera algo más a los municipios", cerró el concejal electo. *

Comentá la nota