Los municipales quedaron en compás de espera

Ello no implica renunciar a sus pedidos, aseguraron. Les están debiendo un 10 por ciento desde principios de año. Esperarán la evolución del envío de la coparticipación provincial. Mientras, apuntan a mejorar otras cuestiones
Los trabajadores municipales decidieron otorgarle un plazo al Departamento Ejecutivo para efectivizar su reclamo de mejora salarial, lo que no implica renunciar a sus pretensiones según se aclaró, sino que se trataba simplemente de un gesto, atento a la situación financiera que atraviesa el municipio debido al incumplimiento por parte de la Provincia del envío de la coparticipación.

No obstante, emitieron un petitorio que será elevado al intendente la semana próxima, en el cual se plantean una serie de reclamos relacionados a mejoras en las condiciones de la relación laboral. Así fue resuelto en la asamblea realizada ayer, en la cual se dejó de lado por el momento la toma de cualquier medida, aunque continuarán monitoreando la situación.

El petitorio, a grandes rasgos, apunta a la confirmación de categorías, "fundamentalmente la gente que está contratada pasarla a planta permanente, que si bien es cierto eso estaba pactado en octubre, ahora se trata de acelerar los tiempos, no hacerlo en los ritmos actuales", consignó Carlos Otero, secretario gremial.

También citó la necesidad de ratificar "algunas categorías que quedaron pendientes, la entrega de indumentaria y fundamentalmente que se designe un interlocutor válido en el Hospital Pirovano, que es el sector más crítico en las relaciones con el Ejecutivo, y allí no se trata tanto de plata sino voluntad de escuchar".

De todas maneras Otero dejó en claro que lo salarial "sigue siendo prioridad uno, pero ante el grado de situación que se atraviesa simplemente quedó en espera", entonces se adoptó quedar en estado de "asamblea permanente y volver a reunirnos entre el 10 y 15 del mes que viene para ir monitoreando de alguna manera cómo va el tema de la coparticipación".

En tal sentido Otero dejó en claro que de la normalización del ingreso de la coparticipación será lo que marque la pauta para fijar los tiempos de la demanda salarial "y cuando llegue algún dinero que se destine prioritariamente a una mejora de los salarios. Ni bien se tengan signos de recuperación, que ese dinero se vaya volcando a los sueldos".

De esta manera quedó abierto un compás de espera por parte de los trabajadores municipales en relación a su reclamo de mejora salarial, que en verdad tenía un compromiso no cumplido, ya que a partir de este año debían recibir un incremento del 10 por ciento que hasta el momento no ha sido efectivizado por la falta de fondos, tal como lo explicó el intendente Sánchez, pero seguramente sobre eso sumarán algún otro porcentaje a su demanda.

Comentá la nota