Municipales: Profundizaron el paro, y ya no concurren a sus lugares de trabajo

Con adhesión total continúa desarrollándose el paro de actividades implementado por el Sindicato de Trabajadores Municipales de esta ciudad, ante la demora del HCD en dar curso al aumento de tasas que permitirá la implementación de una mejora salarial del orden del 20 por ciento - Ayer ratificaron que, hasta no obtener una respuesta en tal sentido, no levantarán la medida que, de hecho, podría profundizarse a partir de mañana viernes
En tanto continúa demorándose la aprobación del aumento de tasas que permitiría disponer del dinero que se requiere para mejorar sus salarios, los trabajadores municipales de Rojas profundizaron la medida de fuerza implementada desde la hora 0 del pasado martes y desde ayer ya, directamente, ni siquiera concurren a sus lugares de trabajo.

Mientras tanto, el desarrollo del paro, que desde el primer momento goza de una adhesión del ciento por ciento, será analizado mañana viernes por la conducción del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rojas que, de acuerdo a lo que decidan las bases, definirá la continuidad de la medida de fuerza, histórica en Rojas por su magnitud y grado de acatamiento.

Pero, como ya hemos indicado, el gremio ratificó ayer que el levantamiento de la medida sólo depende de que los municipales obtengan de las autoridades legislativas de la comisión de Presupuesto y Hacienda un despacho que les garantice que, en forma retroactiva al 1ro. de enero, percibirán el incremento incluído en el prespuesto municipal para este año.

Este consta de un 10 por ciento que se repartirá en dos tandas -una retroactiva a enero y otra para julio- más otro porcentaje que se asignaría también retroactivamente a enero, encuadrado como "garantía de piso salarial".

A grandes rasgos, implica una mejora de unos 200 pesos para cada trabajador municipal sobre sus salarios básicos -según categoría y tareas, obviamente- que los servidores públicos vienen reclamando desde hace tiempo.

Pero este aumento, ya lo hemos explicado, depende pura y exclusivamente de que el Concejo Deliberante apruebe el incremento de tasas solicitado por el Ejecutivo: éste es del orden, globalmente hablando, del 40 por ciento. Esto, contando con un régimen de coparticipación ideal, más una recaudación sino ideal por lo menos óptima, produciría en el año unos 3,2 millones de pesos, que serían precisamente distribuídos, según la escala anteriormente descripta, entre los municipales.

Aún así, el gobierno comunal debería absorber un desfasaje de medio millón de pesos.

Como se comprenderá, si el incremento de tasas es menor, o no es directamente aprobado, la recaudación no servirá para sufragar el incremento salarial, por más ideal que sea la coparticipación y la misma respuesta de los contribuyentes.

PREVISIONES

El paro de los municipales, en tanto, ya está causando problemas en la ciudad: no hay recolección de residuos, por lo cual los vecinos deberán colaborar llevando sus desechos domésticos al Corralón, como así tampoco de montículos. Tampoco trabajan los inspectores municipales, de modo que el cumplimiento de las normativas viales y demás dependerá de la buena voluntad de la ciudadanía.

Mientras tanto, los municipales mantienen, como ya hemos explicado, guardias activas en el hospital municipal, solamente para la atención de urgencias y/o emergencias; en Bromatología, para continuar inspeccionando el ingreso de mercaderías de consumo al distrito; y en Obras y Servicios Viales y Servicios Urbanos, en el caso de que haya que atender alguna contingencia.

Comentá la nota