Municipales pararán por 48 horas y marcharán a Rosario

El reclamo de recomposición salarial que llevan adelante los trabajadores de municipios y comunas de la provincia llegó ayer a un nuevo extremo. Al no existir una propuesta satisfactoria por parte de los intendentes en un encuentro paritario volverán al paro.
“El ofrecimiento que nos hicieron es de menos de un litro de leche por día”, comparó Claudio Leoni, titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia. Lo dicho hace referencia al resultado de la reunión paritaria que mantuvieron ayer por la tarde representantes de empleados de municipios y comunas de la provincia de Santa Fe con intendentes de la zona con la intermediación de Alicia Ciciliani, secretaria de Trabajo y Seguridad Social de Hermes Binner; el objetivo del encuentro -en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo- era encontrarle una solución al reclamo de recomposición salarial que están haciendo los trabajadores desde el mes de julio.

El pedido de la Festram es lograr aumentos de un 10% en los salarios vigentes, monto que no puede significar menos de 120 pesos retroactivos a agosto.

Luego de la reunión paritaria en la que no se logró acuerdo, en un plenario de secretarios generales de Festram -al que habrían acudido representantes de 39 sindicatos de los 42 asociados- se resolvió la realización de un paro de 48 horas el 28 y 29 del corriente con una concentración de trabajadores a nivel provincial frente a la Intendencia de Rosario el mismo martes 28 a partir de las 10. La medida de fuerza se iniciará con el paro nacional de municipales dispuesto por la Confederación de Trabajadores Municipales de Argentina.

“La propuesta de los intendentes se mantuvo inalterable, buscando distorsionar porcentajes y formas de pago pero sin acercarse al reclamo de los trabajadores”, se advirtió desde Festram en un parte de prensa que anunciaba la medida de fuerza.

El plenario de secretarios generales se volvería a reunir el viernes 31 para definir los pasos a seguir del plan de lucha, manteniendo firme el pedido de aumento y no descartan la posibilidad de incrementar las medidas.

Postura firme

Según explicó a El Litoral Claudio Leoni, dentro del conflicto no se llegó en buenas condiciones a la conciliación obligatoria y destacó el desempeño del Ministerio de Trabajo por el empeño puesto en intentar lograr el consenso para resolver el conflicto.

“Hay situaciones ajenas a la conciliación que impidieron la negociación para solucionar el problema”, mencionó Leoni en referencia a las declaraciones del intendente rosarino que, previo a la reunión paritaria, dijo que los trabajadores municipales “vivían en un frasco”, por el pedido que hacían.

“En el marco de la conciliación, eso significó un no de arranque, nos afecto, atentó contra el clima de diálogo y al acercamiento de las partes generado por el gobierno provincial y obligó a los municipales a concluir con el marco conciliatorio”, destacó el secretario.

Según Leoni, después de discutir ayer durante cinco horas no obtuvieron nada, “cada uno plantea el tema como le conviene, nosotros necesitamos una actualización que haga frente a la inflación pero ofrecen -los municipios y comunas- la mitad de lo necesitamos”.

El secretario general de Festram añadió que en un primer momento la “excusa” para no otorgar el aumento era la necesidad de lograr la reforma tributaria a nivel provincial, “ahora que se cayeron los proyectos de modificación, el argumento es la crisis internacional”.

Antes de finalizar el diálogo con este medio, Leoni se manifestó esperanzado en poder lograr un nuevo acercamiento y propuesta satisfactoria antes de la fecha del paro.

“La provincia de Santa Fe tiene 50 municipalidades y 312 comunas, sabemos que el conflicto supera el reclamo salarial; la intendente de Cañada de Gómez en representación del Foro Justicialista manifestó a la prensa que no se puede llegar a un acuerdo por la postura de Rosario y que ellos está n en condiciones de asumir el incremento salarial”, disparó Leoni. Además agregó que los trabajadores municipales son concientes que todos los municipios implementaron aumentos de la Taza General de Inmuebles, de la coparticipación nacional y provincial y de las patentes de automotores.

Comentá la nota