Municipales otra vez en pie de guerra

DOLORES.- Los trabajadores municipales vuelven a estar en pie de guerra. Desde el lunes, harán quite de colaboración de tres horas y se declararán en asamblea permanente, en reclamo de un aumento salarial que consideran inamovible.

A partir del proyecto de presupuesto para el año 2009, recientemente elevado por el ejecutivo municipal, las quejas de los empleados estuvieron centradas en el aumento a los funcionarios políticos y la falta de convocatoria a la mesa de discusión salarial.

Representantes de la Mesa de Relaciones Laborales, que integran ATE y la Asociación Sindical de Trabajadores Municipales, explicaron que el conflicto se suscita en torno al llamado “enganche” de los sueldos de los funcionarios políticos con el del intendente. Ese porcentaje, que rondaba el 30% y permitía una suba de entre $314 y $770 fue elevado, de modo que se llegara hasta 948%. Ahora bien, de producirse un aumento salarial a los trabajadores, los funcionarios obtendrían un nuevo incremento en sus haberes, por lo que los municipales reclaman que se elimine el “enganche” o se lo retrotraiga a los porcentajes anteriores.

En cuanto al incremento de haberes del personal, piden que se pase de un módulo de $5 a uno de $5,60 y que la bonificación de $100 que actualmente se cobra pase a $250.

Por su parte, la comuna indicó a través de un comunicado difundido a la prensa que la propuesta oficial de aumento salarial que se eleva a los representantes de los trabajadores implica $126 incluidos en el sueldo básico ($100 de bolsillo); $135 de bonificación ($110 de bolsillo), lo que daría un total de $210 en mano. Según el informe del Ejecutivo, “con esta propuesta el empleado municipal recibiría un sueldo básico de $1176 más la bonificación de $110 y el presentismo de $225, con lo que el sueldo de bolsillo quedaría establecido en $1400 aproximadamente".

Comentá la nota