Municipales: el oficialismo demoró la sanción de un nuevo nomenclador

Una jugada conjunta del intendente Arrieta, los concejales oficialistas y el gremio de los hermanos Suárez, impidió que fuera aprobado en el Concejo Deliberante un nuevo nomenclador de cargos para los empleados municipales.
Paradójicamente, había sido Fesimubo el gremio encargado de dar el puntapié inicial al debate de la nueva ordenanza, aunque –reconciliado con el oficialismo- el aval del sindicato fue fundamental para bloquear un proyecto consensuado por todos los bloques de la oposición, que contaba con el aval del Sindicato Municipal, ATE, y los empleados administrativos del Palacio Municipal.

Los concejales de la UCR, el IPV y el ConFe emitieron esta semana despachos en mayoría y minoría de las comisiones de Presupuesto y Legislación, respectivamente, como modo de buscar el tratamiento del nuevo nomenclador en la sesión ordinaria del pasado miércoles. Los despachos, vale decirlo, contaban con el aval informal del Sindicato Municipal y ATE, además del visto bueno de los administrativos del Palacio Municipal.

Pero el oficialismo reaccionó con determinación. En la sesión ingresó un proyecto fuera de término de tono únicamente decla-matorio, reafirmando el compromiso del gobierno y los concejales en la sanción del nuevo nomenclador. El proyecto "ningunea" a los gremios no alineados con el gobierno, reconociendo únicamente a Fesimubo como el promotor del debate. El proyecto que finalmente el oficialismo aprobó por mayoría no es en realidad más que una nueva promesa, y no establece plazos concretos para la sanción de la norma.

Comentá la nota