Los municipales se movilizarán hoy y definirán un plan de lucha

Tanto el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales como la Asociación de Personal Jerárquico mantienen firme su planteo de solicitar un aumento del 20 por ciento. Los gremios se movilizarán hoy en asamblea para definir acciones. Van a evaluar si declararán un paro desde mañana, día que también marcharán al Concejo Deliberante para oponerse a la propuesta de incremento del 5 por ciento.

La medida de protesta en contra de la propuesta de aumento salarial presentada por la comuna, fue confirmada ayer por el titular del SOEM (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Comodoro Rivadavia), David González, quien informó a este diario que paralizarán hoy la totalidad de los servicios municipales, movilizándose a partir de las 10 hasta el hall municipal. En ese lugar retomarán la asamblea permanente y decidirán los pasos a seguir con respecto al envío por parte del Ejecutivo del proyecto salarial al cuerpo de representantes sin la anuencia de los gremios.

"Seguramente definiremos un paro", evaluó González en torno a la movilización, aunque no se refirió bajo qué modalidad se concretará. "Entendemos que a partir del viernes (mañana) empezamos con medidas de fuerza en todos los sectores municipales", dijo. Agregó que la decisión es compartida por la APJ (Asociación del Personal Jerárquico) que lidera Alfredo Prior.

Los gremios arribaron a esa determinación tras confirmarse ayer el ingreso al Concejo Deliberante del resistido proyecto de recomposición salarial del orden del 5%, que será tratado mañana en sesión extraordinaria. Todavía no está confirmado el horario, pero se prevé que sería después de las 15, en virtud de las formalidades administrativas que indican un plazo de 48 horas entre la celebración de la reunión sobre tablas y el ingreso del llamado formal, acontecido con escasos minutos de anticipación al horario límite de las 15.

De ese modo, los gremios sumarán otra movilización mañana, ya que más allá de que hoy se decida ir al paro, la intención es llegar al cuerpo de representantes para presenciar el tratamiento. "Esto significa hacer vigilia, y más allá de que el paro a definir sea total o parcial, nosotros nos quedaremos en el Concejo hasta la hora que sea necesaria", resaltó González.

BAJO MIRADA

La presencia en el Concejo sumará presión a los ediles justicialistas ya que mientras habían decidido el jueves pasado devolver la iniciativa al Ejecutivo, deberán expedirse mañana sin más remedio y afrontar el costo político con los trabajadores.

Puntualmente la mirada de los gremios estará puesta sobre el jefe de la bancada, Juan Maldonado, quien debido a su consabida extracción gremial -del Sindicato de Panaderos- recibe las mayores críticas del grupo, pese a que el edil ya había considerado que los gremios debían aceptar la oferta del Ejecutivo y seguir negociando a posteriori. También se suman al grupo de los "observados" aquellos concejales que continúan siendo empleados de planta municipal, como el caso de Carlos Rodrigues y Gustavo Reyes.

Como se sabe, la mayoría parlamentaria atraviesa una gran disparidad de posicionamientos con respecto al proyecto remitido, que el Ejecutivo espera zanjar con la información adicional de índole presupuestaria que envió al cuerpo acompañando la readecuación.

Comentá la nota