Municipales de San Juan, en la protesta nacional

Hubo manifestaciones en Albardón, Caucete y Rawson para sumarse al reclamo en todo el país por "estabilidad laboral, salario mínimo, vital y móvil y convenios colectivos".
El personal agrupado en la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM) cumplió hoy en todo el país una "Jornada de Protesta y Esclarecimiento Nacional" en demanda de estabilidad laboral, salario mínimo, vital y móvil y convenios colectivos, informó el sindicalista Rubén García.

En San Juan, los empleados del sector se concentraron en tres puntos: en avenida Mendoza y Calle 5 (Rawson), en el puente de Albardón y en el de Caucete.

"Más de 400 mil municipales de todo el país abandonaron sus lugares de trabajo y se movilizaron hacia rutas y puentes, a la vez que abrieron barreras de peaje también en demanda de igualdad en la percepción del salario familiar", explicó el gremialista.

El titular de la CTM sostuvo que los municipales sufren "discriminación salarial", por lo que hoy reclamaron "igual remuneración por idéntica tarea, condiciones dignas y equitativas de empleo, retribución justa y el cese de la postergación".

"Los municipales atienden desde la salita de primeros auxilios hasta el alumbrado público; desde la conservación de las calles y caminos hasta el cuidado social de los más necesitados; ocupan la primera línea de lucha para combatir los desastres naturales y ofrecen prestaciones económicas, sociales, culturales, profesionales y técnicas en cada comuna", recordó el dirigente.

El gremio exigió la inclusión del personal en la Ley 24.013 del Salario Mínimo, Vital y Móvil, ya que "la mayoría percibe una remuneración inferior a la fijada por esa norma", dijo García. El plan de lucha lanzado hoy fue respaldado por el secretario general de la CGT, el camionero Hugo Moyano.

En tanto en las distintas provincias también se cumplió la protesta y movilizaciones en apoyo de mejoras salariales, consistente en manifestaciones frente a los órganos de poder provincial y en cortes de rutas nacionales.

Los municipales riojanos realizaron una movilización frente a la casa de Gobierno provincial, mientras que sus pares jujeños cortaron las rutas 66 y la 9, a la altura de Tilcara, y la ruta nacional 34, sobre Libertador General San Martín.

Los municipales de Bahía Blanca se habían propuesto cortar la ruta nacional 3, en el kilómetro 645, lugar hasta donde los trabajadores del Sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca se trasladaron.

El intendente de la capital riojana, Ricardo Quintela, respaldó el paro de los trabajadores municipales, que incluyó la movilización de protesta a la casa de Gobierno para reclamar una mejora salarial y una ley de coparticipación municipal en la provincia. En La Rioja no hay ley de coparticipación municipal, por lo que las comunas funcionan con partidas para gastos de manera discrecional.

"Tengo confianza que el gobernador (Luis Beder Herrera), luego de haber asegurado los 400 millones de pesos anuales extracoparticipables, pueda convocar a los intendentes y a los diputados a los efectos de establecer un nuevo acuerdo financiero entre la provincia y los municipios que marque una nueva relación política", señaló Quintela.

El secretario general del SEOM de Jujuy, Juan Carlos Bejarano, manifestó que los cortes de ruta fueron para "discutir mejoras salariales, pero para lograrlos también es necesario contar con una mayor coparticipación municipal, que hoy no la tenemos". Los municipales bahienses informaron, a través del titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca, Francisco Rech, que "la medida de fuerza se lleva a cabo en concordancia con la que se realizan en otras ciudades del país".

Los trabajadores anticiparon que no iba a haber cortes de calle en la capital del sur bonaerense, pero sí de rutas "donde habrá empleados comunales de toda la región".

Comentá la nota