Municipales del interior vuelven al paro

Entre jueves y viernes los trabajadores de Pomán, Fiambalá, El Alto y Tinogasta retoman las medidas de fuerza. Reclaman un incremento salarial del mismo monto que el otorgado por la Provincia.

Los municipales del interior volverán

al paro en los próximos días después

de que fracasaran las instancias de

conciliación obligatoria en las que

la Dirección de Inspección Laboral intentó

mediar para lograr un acercamiento entre

las partes.

Desde la Asociación de Trabajadores del

Estado (ATE), Ricardo Arévalo confi rmó

que los trabajadores comunales de El Alto,

Fiambalá y Pomán retornarán esta semana

-entre jueves y viernes- a las medidas

de fuerza en reclamo por un incremento

salarial acorde al que el Gobierno de la

Provincia otorgó a los empleados públicos.

El director de Inspección Laboral,

Eduardo Tapia dijo a EL ANCASTI que salvo

en el caso de Ancasti y de Tinogasta, donde

su intervención aún no concluyó, en las

demás comunas donde medió, no consiguió

acercar a las partes.

En el caso de El Alto, los municipales nucleados

en ATE reclamaban un incremento

del 11% y el intendente Moisés Bulacios se

declaró insolvente para asumirlo, después

de que la comisión de Coparticipación Municipal

dispusiera no asistirlos con el Fondo

de Emergencia Municipal.

En el caso de Pomán -comentó Tapia- el

municipio ni siquiera se presentó a la conciliación

por lo que el proceso fracasó por

ausencia de una de las partes. Y en el caso

de Fiambalá, la comuna que dirige Amado

David Quintar fi nalmente otorgó el aumento

del 11% a sus trabajadores, pero el incremento

no conformó al gremio porque, dicen,

no garantiza el piso de 200 pesos de mínimo,

tal como sí lo hizo el aumento provincial.

Estos fracasos se suman al que protagonizaron

la Municipalidad de la Capital y el

SOEM local después de varias reuniones.

En este caso, los trabajadores obtuvieron

un incremento del 11%, pero distante del

22,5% que pretendían.

Pese a que el intendente de Tinogasta,

Simón Quintar se había mostrado confi ado

en la posibilidad de alcanzar un acuerdo

en la última audiencia de conciliación prevista

para el viernes, desde el gremio anticiparon

que apenas concluya la intervención

de la Dirección de Inspección Laboral,

retomarán las medidas de fuerza.

El gremialista Atilio Luján dijo que no

se pudo llegar a ningún acuerdo y por eso

"ni bien concluya la última reunión el viernes,

automáticamente, se continuará con

la medida de fuerza que se venía llevando

adelante y que fue suspendida porque se

dictó la conciliación".

"Más allá de la propuesta que pueda hacer

el Ejecutivo, la medida va a continuar

-anticipó-. Calculo que cuando termine la

reunión, alrededor de las 14 del viernes

ya estaremos en condiciones de continuar

con la medida de fuerza", expresó. Por su

parte, Quintar había manifestado su aspiración

de que los trabajadores "tengan

la sufi ciente madurez y comprendan que

el municipio en este momento no está en

condiciones de otorgar el aumento del 11

por ciento".

Comentá la nota