Municipales en estado de alerta.

Desde hace más de 60 días, el Sindicato de Trabajadores Municipales viene reclamando al Departamento Ejecutivo un aumento salarial. Éste y otros temas fueron tratados en la última reunión donde participaron la totalidad de los delegados, quienes manifestaron por unanimidad el acompañamiento a la conducción del gremio y la necesidad urgente de un incremento en los salarios.
Asimismo aclararon que si no se llegase a un acuerdo con las autoridades, se comenzará con un plan de lucha. Por otra parte, el secretario gremial José Luis Vidal señaló que “no hemos hablado de porcentajes, porque se generan expectativas y después si no se concretan se genera un malestar, tenemos que ver también que pasa con las paritarias provinciales, pero todavía es adelantado hablar de porcentajes”.

Ante la necesidad de recomposición salarial, el gremialista manifestó que “las autoridades nos pidieron cautela, por ahora se puede sostener la situación pero no mucho más porque en realidad no se puede seguir esperando”.

“Por ahora estamos esperando el plazo que ellos no han pedido para ver cómo avanza la recaudación, y seguramente en estos días tendremos alguna respuesta, pero nosotros necesitamos un reacomodamiento en los salarios”, enfatizó.

Incorporaciones

En cuanto a la incorporación de personal, expresó que “es una preocupación constante y nos parece que evidentemente los funcionarios no entienden la crisis que estamos pasando”.

Agregó que “no tiene que entrar nadie, por eso hoy tenemos este problema, por la cantidad de trabajadores que somos, por ejemplo, durante el mes de diciembre entraron entre 15 y 20 trabajadores, entonces realmente no entendemos que quieren hacer”.

Vidal enfatizó que “nadie se opone a que entren enfermeras o una mucama o una docente, pero están ingresando gente sin necesidad, por lo que se ratificó el pedido de austeridad y el estado de asamblea permanente”.

Comentá la nota