Los municipales esperan una respuesta del gobierno

Luego del paro de 48 horas llevado a cabo por los empleados municipales a instancias del Sindicato de Trabajadores Municipales y de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), los gremios aguardan el llamado del Departamento Ejecutivo para comenzar las negociaciones.
Hasta el cierre de esta edición, el gobierno de la intendenta Graciela Rosso aún no había establecido ningún contacto con las entidades gremiales.

La medida de fuerza concretada durante el martes y el miércoles de la semana pasada, que incluyó dos movilizaciones a la Municipalidad, resultó un nuevo paso en los reclamos que el sector municipal comenzó a plantear en la mesa paritaria abierta en los últimos meses de 2008. El principal pedido apunta a obtener un incremento salarial, que según el Sindicato de Trabajadores Municipales debería ser de un 45%. Las exigencias también incluyen la actualización del escalafón municipal y una correcta provisión de vestimenta e insumos de trabajos para todas las dependencias. Por otra parte, durante el paro también se escucharon fuertes críticas al gobierno por considerarlo responsable de continuos traslados de trabajadores que no comparten la política partidaria de la gestión encabezada por Rosso.

Sin embargo, al margen de los reclamos genuinos que encuentran justificación en el día a día de los empleados, la medida de fuerza también tuvo fuertes connotaciones políticas, especialmente por el explícito apoyo que encontró en el princismo y por la figura del secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales Enrique Peñalba, ex funcionario y amigo personal de Miguel Prince.

Por estas horas, los dos gremios impulsores de la protesta aguardan un llamado del Ejecutivo.

El gobierno, por su parte, guarda absoluto hermetismo sobre los próximos pasos que dará en el conflicto. Si bien EL CIVISMO intentó contactarse con algún funcionario, tanto de manera directa como a través de Prensa Municipal, la consulta periodística cayó en saco roto.

Algunos trascendidos indican que Rosso en persona se reunió con representantes provinciales de la federación que integra el sindicato conducido por Peñalba. De acuerdo a esos rumores, el gobierno podría abrir una mesa de negociación entre hoy y mañana. En caso contrario, la próxima semana los gremios volverán a la carga con una nueva medida de fuerza, que promete ser más prolongada que la anterior.

CUENTA REGRESIVA

Jorge Zabalo, secretario gremial de ATE, explicó que su gremio continúa en estado de asamblea "para que los trabajadores determinen los pasos a seguir, con la información o no que tengamos del Ejecutivo".

"En algunos sectores estuvimos charlando, y daremos plazo hasta el miércoles (por hoy). Después saldremos a consultar a cada grupo de trabajadores para ver qué se determina.

Si no tenemos noticias del gobierno, volvemos a hacer una asamblea y veremos qué medidas tomamos para la semana que viene", dijo Zabalo.

El dirigente gremial aclaró que el paro "es la última herramienta democrática que tiene el trabajador para hacerse escuchar", y confirmó que de no destrabarse la situación "es una de las posibilidades que barajamos".

"Lamentablemente hay sectores, incluso periodísticos, que buscaron politizar el conflicto, y se dejó de lado el reclamo de fondo. Cuando no se puede enfrentar el problema en sí, se busca politizar. Más allá de los dirigentes gremiales, de cómo actuaron políticamente, la expresión de la gente fue clara. Más de un 80% de acatamiento al paro y una movilización de 300 personas están diciendo que la cuestión va más allá de un dirigente gremial o de un dirigente político", opinó Zabalo.

-La ausencia en las dos movilizaciones de su secretario general Julio Acedo obedeció a diferencias de posturas sobre el paro?

-"No. Nosotros somos un gremio amplio, en ese momento el secretario general estaba participando de una importante asamblea por el tema del IPS y justo coincidió con las 48 horas de paro provincial. Él estaba en el Hospital Cabred", aclaró Zabalo ante algunos rumores que marcaban discrepancias dentro de ATE originadas ante la medida de fuerza de la semana pasada.

"Con EL CIVISMO no voy a hablar más"

En la mañana de ayer, un periodista de este bisemanario se acercó a la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales con el objetivo de dialogar con el secretario general Enrique Peñalba.

Cuando un colaborador le comunicó la presencia de este medio, el dirigente gremial dijo: "No, no. Con EL CIVISMO no voy a hablar más, siempre me terminan pegando. Siempre están buscando algo para pegarme".

Paso seguido, Peñalba pasó por adelante del trabajador de prensa, se frenó y le extendió la mano, para luego enfilar hacia la calle.

Los concejales acompañan el reclamo

Pablo Tonini (Unión Celeste y Blanca): "El reclamo salarial creo que es legítimo. No sé si el porcentaje que están exigiendo es el que podría brindar el municipio. Tal vez sea real que los trabajadores necesiten un aumento del 45%, no sé si el municipio está en condiciones de darlo.

En el reclamo del personal municipal no veo trasfondo político, lo veo de parte de alguna organización. Algún representante, utilizando a los empleados, está teniendo un manejo político. Eso es lamentable".

-Oscar Luciani (Unión Vecinal): "El reclamo nos parece justo. Creo que acá falta una apertura del Departamento Ejecutivo al diálogo con los trabajadores municipales. Los trabajadores son conscientes que pidieron un 45% y es un porcentaje alto, pero ese porcentaje puede bajar. No obstante eso, vamos a reunirnos los presidentes de cada bloque para ver si el Concejo puede ser conexión entre el Ejecutivo y los trabajadores.

En cada reclamo puede haber algo político. En este caso puntual, más allá de las posiciones políticas de cada uno, el reclamo es justo. Pero es muy difícil separar la paja del trigo".

-Domingo Faro (Reafirmación Peronista): "Los trabajadores agotaron todos los carriles necesarios antes de tomar esa medida extrema, que se desarrolló en un clima total de paz. Si la señora (por Rosso) se dice peronista, me gustaría recordarle que una de nuestras 20 verdades dice que el Justicialismo es una filosofía de vida; simple, práctica, popular y profundamente cristiana. Su procedimiento no es directamente peronista. Los trabajadores son trabajadores, pero no son tontos. Esta señora cuando cansa, cansa completo".

-Rubén Riccardo (Frente para la Victoria –bloque oficialista): "Los trabajadores tienen derechos. Pueden pedir 45% o 100% de aumento, el Ejecutivo estudiará lo que se puede dar. Pero para dar un aumento se tiene que aprobar el presupuesto 2009. Los reclamos están perfectamente dentro de la ley. El gobierno tiene que aportar un aumento de acuerdo al presupuesto que se apruebe.

Estamos en épocas electorales. Puedo ser que algunos hagan esto por un problema político o porque buscan la brecha de la época electoral para ganar algo".

Paso en falso del gobierno

El lunes, el Taller Municipal Nº 2 despertó convulsionado. El jefe de esa dependencia recibió un llamado que anunciaba la cesantía de seis trabajadoras contratadas y de otro empleado de la planta temporaria de trabajadores municipales.

Ante esa situación y la ausencia de explicaciones sobre las razones de los siete despidos, los gremios se congregaron en el lugar para iniciar una medida de fuerza. Poco tiempo después, el Departamento Ejecutivo decidió dejar sin efecto los despidos.

"En ese interín, cuando estábamos preparando la nota para el Ministerio de Trabajo, llegó el secretario de Obras Públicas, Adolfo Sigwald, para decirnos que los siete compañeros iban a mantener el trabajo", explicó a este medio Jorge Zabalo, secretario gremial de ATE.

Comentá la nota