Los municipales no encontraron las respuestas esperadas en la reunión con el Ejecutivo.

Después de más de 2 horas de reunión, los dirigentes gremiales salieron del encuentro que mantuvieron con el secretario de Gobierno, Marcos Nicolini, con gestos adustos y masticando bronca. Si bien las declaraciones previas del funcionario habían pintado un panorama oscuro en las intenciones de los sindicalistas de poder cristalizar el pedido de un 15 por ciento de aumento salarial, existían algunas esperanzas antes de mantener la reunión.
Luego de la reunión, el secretario General del Sindicato Municipal, Roberto Martínez Lastra, reconoció que "nos volvieron a repetir las declaraciones que vienen haciendo por los medios, sobre la caída del presupuesto y la recaudación, por lo que no tienen plata para dar aumento al personal".

El dirigente, afirmó que "lo que no nos dijeron en ningún momento es la posibilidad de que paguen los sueldos de manera desdoblada, cómo apareció en algún medio de prensa. Ese tema no se tocó".

Sobre los pasos a seguir, dijo que "nosotros vamos a reunirnos con los delegados e iremos conociendo cual es el pensamiento de la gente. No vamos a realizar anda hasta el 1 de Agosto, porque nos están pidiendo de que no se hagan reuniones masivas por la emergencia sanitaria".

En la charla, reconoció que "los funcionarios nos dijeron que se reunirán con autoridades provinciales para reclamar por el faltante de coparticipación y si llegan a tener respuestas positivas, es probable que puedan hacer un ofrecimiento, por no creo que lleguen a lo que pedimos nosotros".

Antes de finalizar, apuntó que "no nos vamos a quedar de brazos cruzados, seguiremos dialogando con los afiliados y buscando la manera para ver la forma de que los trabajadores reciban un aumento en sus salarios".

Comentá la nota