Los municipales deciden hoy si aceptan la oferta del Ejecutivo

Los gremios municipales celebrarán esta tarde una asamblea extraordinaria. Será desde las 15:30 en el gimnasio municipal 1 para determinar si aceptan las propuestas salariales planteadas del ejecutivo o si retomarán el paro que venían llevando adelante, cuando el 21 de setiembre la Secretaría de Trabajo de Chubut dictó una conciliación obligatoria para que las partes intenten llegar a un acuerdo.
La conciliación obligatoria dictada de oficio por la Secretaría de Trabajo de Chubut había tenido su tercera y última audiencia el 9 de octubre. Y aunque no habían arribado a ningún acuerdo para esa fecha, tanto el municipio de Comodoro Rivadavia, como los gremios SOEM (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales) y APJ (Asociación del Personal Jerárquico), optaron acogerse a la prórroga que amplió el plazo de negociación hasta esta medianoche.

Es en ese contexto que ambos sindicatos, de modo conjunto, retomarán hoy la asamblea extraordinaria, que fue suspendida mientras dura esta instancia de conciliación. Allí darán a conocer cuál fue la propuesta del Ejecutivo en el marco de la mesa salarial habilitada por la conciliación, y la someterán a votación, de modo tal que serán los trabajadores quienes la acepten o rechacen. Tal asamblea se llevará a cabo en las instalaciones del gimnasio municipal 1, a partir de las 15:30.

HERMETISMO

La actitud hermética en cuanto a los progresos de las conversaciones, fue un rasgo común de las dos partes durante todo el proceso conciliatorio que ameritó al menos una decena de reuniones. Y aunque tanto desde el Ejecutivo como desde los gremios, hablaron de "avances", los detalles de la discusión no tomaron estado público, aún durante la última semana que se consideró "definitiva", de modo que recién durante la jornada de hoy se conocerán los detalles del acuerdo, si es que se llegó al mismo.

Hay que recordar que la delegación local de la Secretaría de Trabajo, había intervenido de oficio luego del conflicto iniciado el 28 de agosto último, fecha en que el Concejo Deliberante aprobó la readecuación salarial del 5%, cifra alejada del 20% que reclamaban los gremios, que consideraron "inconsulto" el aumento otorgado por no haberse formalizado una mesa de discusión paritaria.

A partir de esa fecha, los trabajadores iniciaron medidas de fuerza progresivas, comenzando con retenciones de servicio por las últimas cuatro horas de cada turno durante la primera semana, llevándolo a cinco horas en la segunda, donde se registró una tregua de dos días en la que el Ejecutivo había acercado una propuesta de 10 puntos, tres de los cuales planteaban optimización de ingresos sobre la base del rendimiento horario y por sector.

Disconformes con el ofrecimiento, los trabajadores llevaron el reclamo a su máxima potencia, cuando iniciaron durante la semana del 14 de setiembre un paro total de actividades, que se extendió hasta el viernes 18, cuando se conoció el dictado de la conciliación obligatoria, que fue formalmente acatada el lunes 21.

Comentá la nota