Municipales cordobeses acatan la conciliación obligatoria

Mantendrá las asambleas informativas y las carpas instaladas en la explanada del Palacio 6 de Julio. El intendente Giacomino deberá suspender las 59 cesantías dipuestas ayer y no descontar las horas no trabajadas.
Luego de que durante la madrugada de hoy, el secretario de Trabajo de la Provincia, Omar Sereno, dispusiera la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto entre la Municipalidad de Córdoba y el Suoem, el gremio resolvió acatar la medida a partir de la medianoche de hoy.

No obstante, seguirán realizando las asambleas informativas aunque con horarios reducidos y mantendrán las carpas instaladas desde anoche en la explanada del palacio 6 de Julio por los 59 cesanteados por el intendente Daniel Giacomino.

En diálogo con Cadena 3, el secretario general del Suoem, Rubén Daniele, adelantó que la próxima reunión entre las partes se hará el jueves a las 16 en la Secretaría de Trabajo de la Nación.

Como consecuencia de la conciliación obligatoria el gremio deberá retomar la prestación de los servicios, después de 24 días de asambleas que virtualmente paralizaron al Municipio y suspender la realización del paro de 38 horas anunciado para mañana y pasado.

Por su parte, el Ejecutivo comunal deberá dar marcha atrás con los 59 empleados censanteados y evitar el descuento de las horas no trabajadas.

Ayer los funcionarios del Ejecutivo no acudieron a la reunión en la Secretaría de Trabajo, porque consideraron que no estaban dadas "las condiciones de seguridad", según declararon a Cadena 3.

Por la mañana, el intendente Daniel Giacomino había solicitado la conciliación obligatoria, al denunciar "presión gremial" y la "paralización de los servicios básicos".

"En estas reuniones no se ha logrado arribar a un acuerdo y el Suoem durante este tiempo ha mantenido las medidas de fuerza consistentes en asambleas de personal en las distintas áreas de la administración municipal", había consignado el jefe del Departamento Ejecutivo en una nota enviada a la cartera de Trabajo.

Giacomino había expresado que, después de la reunión del jueves último, se agravaron "sensiblemente" las medidas de fuerza y se "tradujeron en una efectiva paralización de los servicios básicos municipales".

El intendente también había considerado que se ejerce "presión gremial sobre los empleados municipales para que no cumplan horarios extraordinarios".

"Los hechos de público conocimiento dificultan la posibilidad de una discusión transparente", había señalado el titular de la cartera laboral de la Provincia.

Comentá la nota