Municipales no se conforman con caos, ahora también reclaman aumento de sueldo (10%)

Rubén Daniele decidió ayer endurecer su posición en el conflicto del Suoem con el intendente Daniel Giacomino, al anunciar que introduce en el escenario el pedido de un aumento salarial del 10 por ciento.
Mientras recuperaba el aliento tras convertir a la ciudad en un caos, el cacique de los empleados municipales agregó el reclamo de incremento en los sueldos, a partir del 1 de julio, al de que se mantenga el pago de las innecesarias horas extra y prolongaciones de jornadas.

Daniele dijo que no le importa si "va a empeorar o mejorar" la situación con la carta que tiró sobre la mesa.

Además, aseguró que el pedido de suba salarial no debería sorprender a nadie: "Esto ya lo saben desde febrero, cuando dividieron el ajuste del 25 por ciento en tres partes". "Nos dieron un 6 por ciento y quedó pendiente 1,77 por ciento, y en consecuencia el porcentaje que reclamamos es precisamente de 9,66 por ciento", precisó el jefe de las huestes que salieron ayer a destruir la ciudad.

Daniele informó que el próximo martes habrá una asamblea general en la explanada del Palacio 6 de Julio. Ese día faltarán apenas 5 para las elecciones legislativas nacionales, por lo que el conflicto está garantizado como condimento de campaña. Tal situación le complica el panorama al candidato a senador del Frente Cívico, Luis Juez, aliado histórico de Daniele, que salió a tratar de despegarse desesperadamente de los reclamos del Suoem.

La asamblea del martes que viene estará atravesada por la interna gremial. Es que, justamente, para aliviar los temores de Juez por la repercusión negativa que los desmanes de los empleados municipales puede tener sobre su intención de voto en la ciudad de Córdoba, Daniele buscaría que la reunión en la explanada sea calma.

Al menos así lo interpretan sus rivales en la interna. Un dirigente opositor a Daniele lo explicó de esta manera: "Los delegados nuestros están apretando a la conducción para que la asamblea general del martes sea masiva. Vamos a llevarlo a un grado de exposición que no le conviene. Lo del acto de ayer (por el del lunes en la avenida Patria) fue una prueba, tuvo que dar marcha atrás porque vio la resistencia que pusimos. Es que no queríamos quedar pegados a una jugada política del juecismo. Esto es lo mismo. Ahora el Gringo quiere bajar los decibeles, y la gente y nosotros no estamos dispuesto a ceder. Todo el costo se lo va a comer él".

Provincia pide diálogo

En tanto, ayer el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, convocó al Suoem para analizar el conflicto, pero como los gremialistas no concurrieron, el convite pasó para hoy. Daniele explicó que fue invitado con poco margen horario, por lo que no descartó participar del segundo intento.

Del encuentro participarán el jefe de la Policía, Alejo Paredes, y el fiscal General de la Provincia, Darío Vezzaro.

Caserio consideró que el gremio debe tener mayor "sensatez". "Queremos que el Suoem asuma su compromiso de protestar, pero dentro del ámbito lógico", señaló.

Vezzaro, por su parte, advirtió que la Fiscalía ya trabaja de oficio para investigar los hechos de violencia ocurridos durante las protestas, como el ataque a semáforos de 18 esquinas de la Capital que trajo serios problemas, y las agresiones a periodistas.

Comentá la nota