Municipales de Concepción del Uruguay cumplen la segunda jornada de protesta

Los trabajadores entraron en conflicto luego de que los funcionarios del Gobierno que conduce Marcelo Bisogni se aumentaran el sueldo, mientras que se les adeuda a los empleados el aumento en las asignaciones familiares.

Los empleados municipales de Concepción del Uruguay llevan adelante la segunda jornada de paro con un acatamiento del 90%, además de mantener la carpa instalada desde ayer y realizar una olla popular este mediodía.

Los trabajadores entraron en conflicto luego de que los funcionarios del Gobierno que conduce Marcelo Bisogni se aumentaran el sueldo, mientras que se les adeuda a los empleados el aumento en las asignaciones familiares.

El secretario adjunto del sindicato de empleados municipales, Juan Alberto Scelzi, indicó a APF que esta tarde evaluarán, en asamblea, la continuidad de las medidas que pueden endurecerse de no obtener respuestas.

Por su parte, el intendente Marcelo Bisogni se comunicó con el presidente de la Federación de empleados Municipales, Juan Carlos Almada, para acercar posturas.

Por otra parte, Scelzi apuntó que el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Concepción del Uruguay decidió retirarse de la mesa local de la Confederación General del Trabajo (CGT) debido a "su intransigencia y falta de compromiso en el conflicto que hemos llevado adelante. Nunca se pronunciaron a favor de los trabajadores", expresó.

Por su parte, el intendente, Marcelo Bisogni, aseguró que el conflicto entre la Municipalidad y el gremio de los empleados municipales que se viene desarrollando desde hace un mes, es "político" y que "hay que tener responsabilidad en la administración para hacer frente a la crisis".

"Cuando asumí el 10 de diciembre de 2003 tenía 490 empleados municipales que estaban por debajo de la línea de pobreza y con menos de 300 pesos de sueldo. Hoy puedo decir con mucho orgullo que tengo 180 familias con 1.300, que son los que menos cobran, y otras con hasta 5.000 pesos de remuneración", señaló, para luego remarcar que "se viven épocas difíciles, no sólo en Entre Ríos, sino a nivel mundial".

Comentá la nota