Los municipales casi cortan la Ruta Nacional 226 y empiezan a ampliar la marcha a otras áreas

La medida estaba decidida en Parques y Paseos, dirección ubicada en el predio donde estaba Buxton. Hoy habrá una nueva asamblea en el Hospital para proponer que las marchas se trasladen a otras dependencias. La semana que viene habrá paro a nivel provincial en modalidad progresiva.
Operarios de Parques y Paseos que se desempeñan en el predio donde funcionaba Buxton casi cortan la Ruta Nacional 226 ayer a la mañana, para insistir con el reclamo de una recomposición salarial del 15 por ciento que solicitó el Sindicato de Trabajadores Municipales hace un mes y que el intendente Miguel Lunghi se niega a otorgar, por el delicado equilibrio de las finanzas comunales.

La protesta se concentró por cuarto día consecutivo en los alrededores del Hospital Municipal "Ramón Santamarina", donde más de 200 médicos, técnicos, enfermeros y trabajadores, inclusive de áreas no sanitarias, marcharon durante 15 minutos, como antesala de lo que será hoy una nueva asamblea en la biblioteca del centro asistencial.

Las banderas, que cuestionan duramente la existencia de "ñoquis" y el contraste entre los salarios de funcionarios públicos en comparación con el resto de la planta, siguen decorando la sede hospitalaria y se han convertido en parte de la geografía de la zona.

Lo cierto es que ayer el responsable del Sindicato, Roberto Martínez Lastra, anticipó que en la asamblea que hoy celebrarán desde las 10.30, definirán "de qué manera abrimos la marcha al resto de las áreas y con el conjunto de los compañeros".

Lo cierto es que ayer en un momento de la mañana parecía un hecho que operarios de Parques y Paseos que trabajan en el área de servicios, sobre la 226, comenzarían a cortar esa ruta nacional.

"Agradecemos a los compañeros que hoy a la mañana estaban decididos a cortar la ruta pero prefirieron sumarse a la marcha en el Hospital. Es preferible tenerlos acá con notros mientras vemos cómo ampliamos la medida a otras áreas", celebró ayer Martínez Lastra, desde un altavoz con el que también recordó cuál es el panorama a nivel provincial.

Desde la semana entrante, municipales de la provincia de Buenos Aires comienzan con paros progresivos de 2 horas, pero en Tandil todo se definirá en asambleas.

"Sabemos que en Tandil estamos en un nivel distinto –reconoció Lastra-. Pero ayer fuimos hasta Arrecifes, el intendente se fugó y nos vimos obligados a tomar el municipio, después el jefe de Gabinete nos recibió el petitorio".

Por ello, les anticipó que en la asamblea de hoy se evaluará la medida que en muchos municipios se aplicará desde la semana que viene: paros progresivos de dos horas, para garantizar el pago de salarios a término y evitar el ajuste que en otros distritos es más severo que en Tandil.

Hasta Arrecifes se acercaron 70 delegados regionales que conduce el diputado Alfredo Atanasoff y la movida de esa federación podría trasladarse en las próximas horas a la localidad de Rauch, donde también hay reclamos de ese sector.

Los sindicatos que responden a Atanasoff pujan en los municipios, los intendentes trasladan reclamos al gobernador Daniel Scioli por la escasez de fondos disponibles para nuevos aumentos, todo en un nuevo escenario tras las elecciones de junio.

El dirigente gremial fue uno de los que apareció la semana pasada en el Movimiento Productivo Argentino junto a la senadora Hilda Chiche Duhalde, los ex funcionarios duhaldistas Carlos Brown, Jorge Sarghini (actual diputado nacional), Eduardo Amadeo, el líder de Uatre, Gerónimo Venegas; el ex menemista Fernando Galmarini y el ex jefe de la CGT Rodolfo Daer.*

Comentá la nota