Municipales bregan por mejores sueldos y más insumos

A fines de febrero iniciarán diálogo para una mejora en los haberes.
El secretario de Prensa del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Hugo Poli, adelantó que realizaron una presentación en el Concejo Deliberante y en el Ejecutivo a raíz que observan que no está contemplado en el proyecto del Presupuesto 2010 un ajuste salarial.

En tal sentido, el dirigente sindical manifestó que "más allá que todos los años, en definitiva, se termina allanando el camino, lo ideal sería que el presupuesto lo contemple, en especial cuando se toma en cuenta todo tipo de gasto, de obra, inversiones y el tema salarial debería figurar".

Poli reconoció que desde el gremio "entendemos cual es la situación económica de la municipalidad, pero obviamente nuestra responsabilidad es la representación gremial y cada uno en lo suyo tendrá que hacer valer derechos y realidades, por lo que estimamos que para fines de febrero estaríamos sentándonos a discutir un diagrama de aumento de haberes".

Más allá de este tema puntual, hay otras cuestiones que hacen a las condiciones laborales y en ese aspecto el 2009 concluyó, de acuerdo a lo expresado por Hugo Poli, "sin lograr ponernos a la altura de la circunstancia y de las necesidades que tiene la ciudad, funamentalmente en lo que hace a insumos".

"En áreas como salud hemos penado todo el año con la falta de elementos, y en el área servicios también vemos un faltante importante de herramientas, faltan vehículos, lo mismo en Tránsito donde el equipamiento es exiguo y los motoristas tienen problemas con los cascos, la falta de grúas y motovehículos. Esperemos que pronto se solucione porque la demanda de la gente en la calles es muy importante", agregó.

Hugo Poli afirmó que "este panorama es constante y a veces no hace mención porque es normal que el agente municipal tenga que llevarse el papel higiénico o una lapicera, ante la eventualidad de la falta de cuestiones más importantes se hace una costumbre y ya no la contabilizamos".

No obstante, no ocultó su malestar al observar que en el presupuesto de 2010 se contempla para Educación un gasto mensual de 130 mil pesos para mantener alrededor de 80 establecimientos, de los cuales un 10 por ciento se lo lleva el alquiler de la sede de la Secretaría.

"Cuando vemos eso y encontramos que se va a gastar millones en el arreglo de la escollera y ante los problemas que existen por la injusticia social no entendemos como arman el presupuesto", concluyó.

Comentá la nota