Los municipales arreglaron y cobrarán $180 y $200 más.

La paritaria fue en la Casa de Gobierno. En setiembre habrá otra alza.
La Federación de Trabajadores Municipales, después de tres horas de deliberaciones y varios cuartos intermedios aceptó la oferta salarial del Gobierno.

Por lo tanto desde el 1° de abril hasta el 30 de agosto los municipales de toda la provincia, de la clase 9 a la 13 tendrán un incremento de 200 pesos y desde la 9 a la 13 el monto será de 180 pesos. Mientras que a partir del 1° de setiembre el aumento será de 230 pesos para el primer grupo y de 200 pesos para el segundo.

Los incrementos serán no remunerativos ni bonificables, pero existe la promesa del Poder Ejecutivo de reanudar la paritaria en agosto para tratar el blanqueo y hacer los montos remunerativos y bonificables.

La paritaria se desarrolló en medio de un ruidoso repicar de bombos a cargo de más de medio centenar de trabajadores que permanecieron en el acceso a la Casa de Gobierno por Peltier. En un momento la presión que ejercían los manifestantes sobre el tabique vidriado de ingreso a la sede gubernamental provocó la rotura de un vidrio por lo que fue reforzada la guardia policial y se cambió el ingreso y la salida de público y funcionarios a la puerta Este.

En un principio se temió por el fracaso de la paritaria por la firme posición que plantearon los representantes del Gobierno de otorgar un incremento de 180 pesos para las categorías más bajas y de 150 para las más altas.

Pero la posición ejercida por los representantes de los trabajadores que amenazaron con la realización de un paro por tiempo indeterminado en toda la provincia determinó que continuara el diálogo con permanentes cuartos intermedios de 15 minutos.

Recién pasadas las 20 se llegó a un acuerdo observándose el alivio de los funcionarios que participaron en las discusiones y cierto malestar por las cifras fijadas por parte de los representantes de las municipalidades de color diferente al del Poder Ejecutivo, ya que consideraron que "será difícil por la situación económica de las comunas aplicar el aumento pactado".

Raúl Zúñiga, vicepresidente de la Federación de Trabajadores Municipales, al anunciar el acuerdo, afirmó que se levantaba el alerta y que no se adoptarían medidas de fuerza.

Después de anunciar los detalles del convenio, Zúñiga insistió que una nueva reunión paritaria se realizará en agosto para tratar el carácter de remunerativo y bonificable de los montos acordados como así también el resto de los temas pendientes referidos a las condiciones de trabajo, personal contratado y salario familiar, pendientes desde el año pasado.

Sobre el malestar de los representantes oficiales de algunas comunas no peronistas, el vicepresidente de la Federación afirmó que "el incremento lo debe absorber cada uno de los municipios de acuerdo a su presupuesto".

Comentá la nota