Municipales amenazan con paro

Los empleados municipales que prestan servicios en el corralón de la comuna decidieron declarar un paro por tiempo indeterminado en virtud de un conflicto que mantienen por el blanqueo de aumentos entregados durante el año.
Los empleados municipales que prestan servicios en el corralón de la comuna decidieron declarar un paro por tiempo indeterminado en virtud de un conflicto que mantienen por el blanqueo de aumentos entregados durante el año. El conflicto comenzó la semana pasada y, tras algunos encuentros entre las partes, acordaron un cuarto intermedio para ayer, pero finalmente no hubo acuerdo.

La primera oferta realizada por la comuna consistía en pasar la reincorporación salarial al básico de los obreros en dos cuotas, una febrero y otra en julio del próximo año. Tras el rechazo de esta oferta, el Ejecutivo volvió presentar ayer una nueva iniciativa que acortaba los plazos ya que prevé el traspaso en enero y junio, cosa que tampoco fue aceptada por los municipales que quieren que la incorporación sea en enero solamente.

Soraya Abraham, delegada de ATE zona sur, indicó que «esta situación la venimos tratando desde abril del año pasado y a la fecha no conseguimos una respuesta satisfactoria, por lo que notificamos al Ministerio de Trabajo de nuestra decisión de ir al paro por tiempo indeterminado».

Fuentes oficiales indicaron que la demanda de los trabajadores está contemplada en el presupuesto 2009 pero en los términos estipulados por la comuna y no de otra forma, es decir una incorporación en dos cuotas. Además se indicó que esto significa una erogación de $6 millones, sobre un presupuesto de $58 millones.

Propuesta

Por su parte el secretario de Gobierno, Carlos Saloniti, dijo que «se está analizando la propuesta del gremio que consiste además de la incorporación al básico del 25 por ciento restante de los aumentos dados; de un nuevo aumento de $250 para los trabajadores que están dentro de las categorías, uno, dos y tres, que representan cerca del 50 por ciento del padrón de empleados de la comuna y que daría un número cercano a los

$50 mil mensuales, razón por la cual vemos muy difícil a esta situación». Quienes siguen de cerca el tema aseguran también que esta suma que se pide para las tres categorías más bajas de las trece que tiene la comuna, produciría cierto desvío en la pirámide salarial, lo que obligaría en poco tiempo más revisar todo la escala de valores y también a pensar en la incorporación de estos nuevos $ 250 al básico.

Los empleados esperan resolver hoy el problema. Caso contrario, no cumplirán el cronograma previsto para la recolección de basura, entre otros servicios.

Comentá la nota