El mundo se siente defraudado.

El mundo se siente defraudado.
SUB 20: La mirada extranjera está asombrada por el pobre desempeño del seleccionado argentino; dan su opinión representantes, ex jugadores y periodistas de diferentes países; los buscadores de talentos admiten que se encuentran decepcionados y todos coinciden en que es un equipo sin estrellas.
La madrugada de ayer, aun con la ira acumulada por la caída frente a Brasil, resultó eterna para el plantel. Como si cada uno se hubiera empeñado en encarnar al desvelado detective Will Dormer, interpretado por Al Pacino en el film Noches Blancas . Incluso, como una suerte de desdicha del destino, melancólicas baladas de Caetano Veloso descargadas desde los parlantes del restaurante del hotel se filtraron por las habitaciones y pasillos hasta varias horas después de la medianoche. La crisis futbolística y la comprometida ubicación en el hexagonal del Sudamericano, que clasifica a cuatro países al Mundial de Egipto, desilusiona y alarma. No sólo a los protagonistas del plantel albiceleste, sino también resulta insospechado para la visión extranjera, acostumbrada a hazañas criollas.

Una competencia internacional como la que se está desarrollando en Venezuela no sólo reúne a periodistas de diversos puntos geográficos, sino también agentes y empresarios que se desviven por descubrir nuevos diamantes en bruto. En un sondeo realizado por LA NACION, ambos grupos coincidieron y se sorprendieron por el bajo nivel del equipo argentino. Representantes de clubes del Viejo Continente arribaron al país caribeño con sus billeteras cargadas, pero en estas condiciones, es difícil que el dinero sea destinado para comprar las fichas de los jóvenes argentinos.

Barcelona, Mallorca y Valencia (España), Bayern Munich (Alemania), Lyon, Guingamp y Nantes (Francia), Chelsea y Arsenal (Inglaterra), Milan y Reggina (Italia), son sólo algunas instituciones que cimentaron sus scouts en este país. Tenían la ambición de encontrar al nuevo Messi o Agüero, pero ya se resignaron a ello. Luís Gonçalves, director de agentes de Porto tiene un aprecio especial por los argentinos (Lucho González y Lisandro López son figuras allí), sin embargo, volverá a su país decepcionado: "No me gustó lo que vi. Es una lástima, porque la tradición argentina marca otra cosa. Muy pobre, muy pobre? No sé si alguno de estos chicos podría jugar mucho tiempo en Europa. Insúa ya lo hace en Liverpool, pero Salvio es la excepción, aunque le falta crecer físicamente".

Gustavo Poyet, ex jugador de la selección uruguaya y actual colaborador de Tottenham, vio los compromisos de la Argentina y su sensación fue ambigua: "Esperaba más. Me entristece, porque es un país querido". Alex Aguinaga, uno de los mejores futbolistas en la historia de Ecuador, que está radicado en México y llegó a Venezuela como director deportivo de Tecos, opinó: "Nunca enfrenté a un seleccionado argentino que fuera débil. Es la primera vez que lo veo. Parece como si los chicos no hubieran jugado nunca juntos. El equipo tiene poca calidad y es muy flojo. Es una pena".

Desde Holanda llegó Steinar Dietz, de la empresa Essel, que dice ser amigo del empresario alguna vez vinculado con Boca Eduardo Gamarnik y quien llevó a Darío Cvitanich a Ajax. Dio su punto de vista: "No tiene estrellas. Me gustaron Salvio, Bella y Zuculini, pero ninguno es estrella. Siempre espero más de la selección y pensé que podría observar otro nivel. En este torneo, los brasileños y uruguayos fueron mejores". También desde Europa, invitado por Squadra, la empresa porteña de management deportivo, aterrizó Roberto Crausaz, veedor de Basilea (Suiza) y Shakhtar Donetsk (Ucrania): "El nivel se emparejó?, pero para abajo. No veo nada distinto. Más allá de Salvio, no veo grandes talentos. De todos modos, los precios siguen siendo altos, como si habláramos de estrellas". Dimitrio Barbalias, agente de Olympiacos, de Grecia, añadió: "Desde hace mucho seguimos a los argentinos y siempre nos encandilaron. Esta vez, no hubo ninguno que nos gustara. El nivel es muy mediocre".

La prensa extranjera, que antes del Sudamericano había elegido al conjunto celeste y blanco como uno de los candidatos al título, también está asombrada. Gabriel Chemas, de Radio Caracol, fue duro: "Esta selección argentina es diferente a todas. No tiene agresividad, no tiene líderes. Carece de brillantez. Sólo Salvio y Velázquez mostraron pinceladas". Víctor Miranda, de ABC Color , de Asunción, agregó: "A esta altura, la Argentina ya tendría que estar pensando en el Mundial. Es evidente que esta generación no es como la de José Pekerman".

Luego de la buena actuación argentina en la Copa América de 2007, en Venezuela, los locales soñaban con ver algo similar a aquello, pero? "El pueblo venezolano estaba ilusionado con la vinotinto y con la Argentina, pero ésta nos defraudó. Este equipo tiene más garra que técnica y la tradición argentina no se conforma con eso. A los chicos les falta personalidad", sentenció Carlos Buitriago, del diario La Nueva Prensa , de Guayana.

Cargos disímiles, orígenes opuestos, pero la visión coincide y es crítica. Los ojos del mundo, que esperaban más de la Argentina, están lastimados y con razón.

* Para Abel Alves, "no hay un jugador diferente"

"Este juvenil no fue potenciado como los otros, con un Messi o un Agüero, o un Banega. No he visto un jugador diferente en esta camada. Creo que el mal momento es algo circunstancial, y no hay que menospreciar a estos pibes", opinó ante LA NACION Abel Alves, DT de la reserva de Boca.

Dixit

"Nos vamos a clasificar, pese a todos los problemas y errores que tuvimos. No nos vamos caer"

Diego Rodríguez

"El empeño que mostramos con Brasil nos dejó en claro que vamos a llegar al Mundial de Egipto"

Leandro Velázquez

En cada camada, siempre hubo figuras:

Bolivia 1995:

Se destacaron Juan Pablo Sorín, el arquero Joaquín Irigoytía, Ariel Ibagaza y Leonardo Biaggini, entre otros.

Chile 1997:

Se destacaron Walter Samuel, Juan Román Riquelme, Pablo Aimar y Bernardo Romeo, entre otros.

Argentina 1999:

Se lucieron Gabriel Milito, Franco Costanzo, Esteban Cambiasso y Daniel Montenegro.

Ecuador 2001:

Germán Lux, Nicolás Burdisso, Fabricio Coloccini y Mauro Rosales, y otros, estuvieron entre los mejores.

Uruguay 2003:

En ese plantel se destacaron Carlos Tevez, Fernando Cavenaghi, Javier Mascherano y Fernando Belluschi.

Colombia 2005:

Se lucieron Oscar Ustari, Ezequiel Garay, Ezequiel Lavezzi y Lionel Messi, entre otros.

Paraguay 2007:

Se destacaron Ever Banega, Lautaro Acosta, Federico Fazzio y Angel Di María, entre otros.

Comentá la nota