El mundo habla de la Argentina nazi

El mundo habla de la Argentina nazi
El Doctor Muerte, que vivió en la Patagonia o la presencia del obispo que negó el holocausto en el conurbano bonaerense son los temas.
Entre las noticias más destacadas que publican los diarios más influyentes de todo el mundo se produjo hoy una muy negativa coincidencia para nuestro país. Se trata de la coexistencia de las palabras “Argentina” y “nazi”, intercaladas en dos informaciones que refuerzan en la opinión pública internacional aquella vieja asociación que une desde el fin de la Segunda Guerra Mundial a la Argentina con las huestes de Adolf Hitler.

La primera revelación, que llegó a la tapa del “The New York Times”, y tuvo un importante despliegue en el británico “The Times”, el español “El País”, el francés “Le Monde” , por citar tan sólo a algunos medios, se refiere a la muerte del criminal nazi Aribert Heim, conocido como Doctor Muerte. Hoy se supo que falleció en el Cairo en 1992 luego de haber sido buscado incansablemente en la Patagonia. Sin ir más lejos, representantes del Centro Simón Wiesenthal estuvieron en Bariloche el 28 de noviembre pasado siguiendo el rastro de Heim en la Argentina

Este médico que militó en el nacionalsocialismo desde sus orígenes, utilizó los conocimientos de la ciencia para sus experimentos macabros en los que buscaba comprobar cuánto tardaba en morir un ser humano luego de aplicarle inyecciones intracardiacas de fenol, agua o petróleo. Fue acusado de haber terminado en dos meses con la vida de 300 judíos en los campos de concentración del Tercer Reich.

La segunda noticia, que también fue destacada en la prensa internacional, tiene que ver con Richard Williamson, el impresentable obispo ultraconservador que negó el Holocausto desde La Reja, a tan sólo 50 kilómetros de Buenos Aires. En esa ciudad de Moreno, donde el británico dirige desde hace cinco años el único seminario lefebvrista que se dicta en América latina, Williamson le dijo el 21 de enero pasado a un canal de televisión sueco que “nadie murió en una cámara de gas” durante el nazismo.

En un comienzo, el Papa no condenó esas declaraciones pero tuvieron que llover críticas desde su propio país para que hoy se conozca que el alemán Benedicto XVI exigió una retractación de “manera inequívoca y pública” de Williamson para que pudiera seguir representando al Vaticano en la Argentina.

En el preciso momento que las organizaciones judías advierten sobre un rebrote antisemita en la Argentina, estos dos hechos llegan para confirmar que, lamentablemente, el nazismo sigue siendo noticia en este país.

Comentá la nota