El mundo celebra los 91 años de Nelson Mandela

Nelson Mandela, primer presidente negro sudafricano, festeja en la intimidad su 91º cumpleaños, al tiempo que se han organizado conciertos en su honor en toda Sudáfrica y en Nueva York, y miles de sudafricanos le rinden homenaje participando en actos de voluntariado.
Mandela, símbolo de la reconciliación en un país marcado por años de segregación racial, soplará las velas en su casa de Johannesburgo, rodeado de sus amigos más cercanos. Los viajes del premio Nobel de la Paz, de salud frágil, son cada vez más escasos.

Símbolo mundial del perdón y de la libertad, a Mandela le han llegado mensajes de felicitación tanto de personalidades mundiales como de gente anónima.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró esta semana que Mandela "es la encarnación viviente de los grandes valores de las Naciones Unidas".

"Su compromiso por una Sudáfrica democrática y multirracial, su encarnizada persecución de la justicia, su voluntad de reconciliarse con aquellos que más le persiguieron, no son más que algunas de las características de este hombre destacable", continuó Ban.

"Mandela contribuyó de manera única a la instauración de nuestra democracia y a la reconciliación nacional", declaró el último presidente del apartheid, Frederik W. de Klerk.

"Si hay una sola historia que debe ser contada sobre ícono que inspira al mundo, que se caracteriza por la humanidad" es la de Mandela, aseguró el actual presidente sudafricano, Jacob Zuma.

Líder de la lucha de los negros contra el régimen racista de los blancos en Sudáfrica, Mandela pasó 27 años de su vida encarcelado.

Liberado en 1990, Mandela negoció con el régimen segregacionista y fue capaz de liderar la transición incruenta de un país de un régimen racista a una democracia multirracial y estable, lo que le valió el reconocimiento mundial.

Mandela fue elegido triunfalmente como el primer presidente negro tras las primeras elecciones multirraciales celebradas en 1994, retirándose de la vida política cinco años más tarde.

Esta semana, en los diarios sudafricanos, los lectores enviaron mensajes a su héroe: "Gracias por haber hecho desaparecer el miedo entre negros y blancos"; "Al mayor héroe de la humanidad"; "Viajo por todo el mundo con la cabeza alta como una jirafa, porque me siento orgullo de ser africano y sudafricano. Feliz cumpleaños", decían algunos.

El principal acto de conmemoración en honor de Mandela se celebrará el sábado en Nueva York, con un concierto que reunirá a numerosas estrellas de la canción, como los estadounidenses Aretha Franklin y Stevie Wonder, así como la cantante y esposa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, Carla Bruni-Sarkozy.

En Sudáfrica se han organizado celebraciones en todo el país y la población ha sido llamada a participar en actos de benevolencia como homenaje a Mandela.

La Fundación Mandela, que vela por el respeto de la herencia intelectual y política del premio Nobel de la Paz, lanzó esta semana el "Día Mandela", una iniciativa que convertirá cada 18 de julio en una jornada en la que cada uno deberá consagrar 67 minutos al voluntariado (la misma cifra que los años que dedicó Mandela a la lucha contra la desigualdad racial en su país).

En el marco de esta jornada, el presidente Zuma visitará a ancianos, y la viceministra de Obras Públicas, Ipeleng Hendrietta Bogopane-Zulu, participará en la reconstrucción de una valla alrededor de una escuela para sordos.

Según la Fundación Mandela, Sudáfrica presiona a la ONU para que el "Día Mandela" sea reconocido por la organización internacional.

Comentá la nota