Multitudinario acto en el Peñarol Zúccaro salió con vehemencia a pedir el voto para Kirchner

Aseguró que encuestas encargadas por la Rosada dan ganador a Kirchner por al menos 8 puntos en todo Pilar. Descree de los sondeos que dan ganador a De Narváez. Pero pidió a la militancia que haga el último esfuerzo en esta semana, y atacó a los funcionarios que "se hacen los boludos y son unos tibios". Molina reclamó votar "la lista completa".
Con firmeza, el intendente Humberto Zúccaro salió a pedirle a la militancia que "se jueguen el todo por el todo" en el último tramo de la campaña, para asegurarle la victoria a Néstor Kirchner.

El jefe comunal, en un multitudinario acto que reunió a unas 1500 personas en el Club Peñarol, le pidió a los presentes que "sean los motores" del triunfo kirchnerista que, confía, se logrará el 28 de junio.

Es que si bien Zúccaro entiende que a nivel local el festejo está asegurado, el mismo caudal de votos que se lleve su lista pretende que nutra también a la de Kirchner, no sólo por cuestiones políticas, sino por razones de gestión.

En ese sentido, dijo descreer de las encuestas que dan ganadora a la dupla Kirchner – Scioli, y confió en un sondeo que el sábado por la noche le pasó el propio Néstor Kirchner, desde Olivos.

"El domingo se publicó una encuesta en un medio local, de Nueva Comunicación, (que da ganadora a la dupla De Narváez - Solá en Pilar en el cuerpo de diputados nacionales), pero yo tengo otro pálpito. Quiero ser leal y tener códigos. El sábado por la noche me llamó Néstor Kirchner, con quien tengo un compromiso moral, que tiene la deferencia de llamarme, no sólo ahora, sino siempre para preocuparse por Pilar, y él me dio otra encuesta, realizada por Grupo CEOP (de Roberto Bacman), y me dijo que en Pilar se ganaba por 8 puntos y que no habían medido Derqui, porque pensaban que era José C. Paz, en donde se gana por 20 puntos. Yo tengo la seguridad de que Kirchner gana por 10 ó 15 puntos", aseveró Zúccaro, en medio de un ensordecedor aplauso de la concurrencia.

"Nos dieron (en el gobierno nacional) la ruta 28, la 25, la primera etapa del arreglo de la 26, y ahora van a empezar con la segunda, 300 cuadras, la licitación del camino de circunvalación, el próximo arreglo de la ruta 34, y 250 viviendas. Son todas obras que ustedes tienen que contarle a le gente, tiene que dejar todo y poner toda la carne en el asador. Que no nos pase como en el 2007, que por 200 votos perdimos 4 concejales", añadió Zúccaro, en referencia al ajustadísimo mínimo de sufragios necesarios para ingresar al deliberativo que obtuvieron los dos partidos de la oposición, la Coalición Cívica y Unión Pro.

Por eso, la estrategia de Zúccaro y su gente de acá al final de la campaña es penetrar con fuerza en los barrios, allí donde, aseguran, las encuestas no llegan.

"Salgamos a buscar a todos los compañeros, no dejemos que ninguno se quede sin ir a votar, sólo así vamos a reflejar la intención de la gente", añadió.

Zúccaro comenzó su discurso casi tomando lista a varios directores y secretarios, y reclamó con dureza que "nadie puede tener los teléfonos apagados, no son de los funcionarios, sino del Municipio".

Pero el mensaje de Zúccaro fue más enfático, e hizo hincapié en una situación que preocupa al gobierno: no poder reunir los votos necesarios para asegurarle una victoria holgada a Néstor Kirchner.

"Quiero que pongamos todo y el que se haga el boludo que se pegue un tiro, porque no me va a temblar el pulso para echarlos el 29, porque con todo el respeto que me merecen, hay quienes están pasándola mejor, pero no están comprendiendo el mensaje; los veo tibios y a los tibios los vomitamos", bramó Zúccaro, en un discurso que fue ganando en virulencia mientras avanzaba.

"Es lindo tener una calefacción, pero no quiero a los directores que se hagan los boludos, y aquel que no se comprometa se va a ir, porque tengo que hacer respetar la imagen de toda mi familia y la de los pilarenses que confiaron en nosotros", añadió.

Por el hospital

Zúccaro, en un discurso que se extendió por 31 minutos, confió en que un triunfo de Kirchner va a "consolidar un modelo de país", que servirá para "transitar el mismo camino de obras y crecimiento para Pilar". En ese sentido, no pudo dejar de mencionar uno de los trabajos que más anhela cumplir: la construcción de un nuevo hospital central, en el KM 50 de la Panamericana.

"Además de la enorme posibilidad de que todos tengamos una universidad en Pilar, una medida que le va a cambiar la vida a cada uno de los hijos de trabajadores que sin esta universidad no tenían chances de cambiar la historia, el hombre (por Kirchner) no ha fallado: si logramos tener un buen posicionamiento, podremos soñar con los proyectos que nos esperan, como el del hospital, que se licitará en los próximos 2 años por 75 millones de pesos. No vengo a que cada uno de ustedes se convierta en kirchnerista, sino que hablen con el corazón y que les digan la verdad a los vecinos, con un Kirchner que se ha jugado y ha sido leal con nosotros y la comunidad de Pilar. Salgamos a buscar casa por casa, vecino por vecino, porque no nos tenemos que quedar afuera", concluyó el jefe comunal.

El senador provincial José Molina señaló ante la prensa que los votantes deben elegir la lisa completa del Frente Justicialista para la Victoria, "para consolidar un modelo de país, más justo y equitativo".

"No queremos volver a los ’90, en donde los peronistas nos equivocamos y llevamos al poder a Carlos Menem. De Narváez representa los mismos intereses, y de hecho le bancó la campaña en el 2003", atacó Molina, a quien un alto corte de boleta (como indican algunas encuestas) podría perjudicar sus posibilidades de ser reelecto en la legislatura provincial.

Comentá la nota