Una multitud calculada en 95.000 personas marchó contra Botnia .

Se leyó una proclama en la que se ratificó la posición de la Asamblea de Gualeguaychú contra la contaminación.
Una multitud, que los medios locales estimaron en 95.000 personas, participó ayer por la tarde de la quinta marcha al puente internacional General San Martín para protestar por la instalación de la pastera Botnia en Fray Bentos, Uruguay.

En el acto con el cual culminó la movilización, recordaron los episodios de contaminación que ha generado Botnia, y advirtieron: "¿Cuántos ‘incidentes’ de Botnia hacen falta para que reconozcan nuestros argumentos?".

Desde la cabecera del puente hasta la línea amarilla trazada por Vialidad Nacional por razones de seguridad, la columna se desplazó por 3.600 metros. La marcha había sido declarada de interés por el gobierno provincial y la Legislatura.

Se leyó una proclama en la que se ratificó la posición de la Asamblea de Gualeguaychú contra la pastera Botnia debido a su efecto contaminante. En tanto, el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, y el rabino Sergio Bergman participaron junto a otros religiosos de una oración ecuménica.

La proclama. En la proclama leída durante el acto, los gualeguaychuenses ratificaron lo que vienen sosteniendo desde hace seis años: "El gobierno uruguayo miente, Botnia contamina", y afirmaron: "No al saqueo, la depredación y la contaminación de nuestros recursos naturales, ¡sí a la vida!".

En ese sentido se indicó que "los invasores imperialistas admiten en sus informes, que han volcado miles de toneladas de contaminantes de reconocida toxicidad en los primeros meses de actividad; y al mismo tiempo, pagan una campaña mediática para lograr confundir a la opinión pública a través de la mentira y el engaño".

También recordaron que el 26 de enero las emanaciones de la pastera invadieron los hogares de Gualeguaychú y "en toda la región se percibió el olor penetrante y tóxico característico del sulfhídrico, evidenciando con un nuevo hecho, la contaminación transfronteriza". Mientras tanto, "la empresa mentía impunemente refiriéndose a supuestos límites permitidos y que no afectan la salud, negando el episodio contaminante".

Recordaron también los episodios del 4 de febrero, cuando apareció una mancha blanca de más de 10 kilómetros "nunca antes vista en el río Uruguay", y del 27 de febrero, cuando una hubo una explosión en la planta. Esto "confirma la inestabilidad y peligrosidad del emprendimiento", agregaron.

Aunque indicaron que "es evidente el paulatino y progresivo daño que Botnia provoca", denunciaron que "aún no se hicieron públicos los resultados fehacientes de lo que ocurrió en aquellos días".

"¿Cuántos ‘incidentes’ de Botnia hacen falta para que reconozcan nuestros argumentos?", alertaron en la proclama leída en el puente. Y advirtieron que "este pueblo no se detendrá" hasta que la papelera "se vaya".

Además, repudiaron al presidente uruguayo Tabaré Vázquez por ser responsable de "las innumerables violaciones del Tratado del Río Uruguay".

Reclamo a la Nación. Al gobierno nacional le exigieron "coherencia, medidas concretas que sólo requieren voluntad política de la Presidenta: la aplicación inmediata del artículo 610, inciso h del Código Aduanero, para impedir que esta empresa ilegal se abastezca de químicos, combustible, madera y demás insumos argentinos".

También exigieron a Cristina Fernández que impida la circulación de barcos con sustancias altamente tóxicas por el río Uruguay, que se manifieste "contrarrestando la campaña fraudulenta que Botnia, pagando, ha instalado en medios de comunicación argentinos", y que los funcionarios de la Secretaría de Ambiente se ocupen de resolver los graves problemas ambientales que existen en el país "en vez de abocarse a la organización del Congreso Forestal Mundial, el cual Finlandia financia y asesora, en miras de conformar la Región Forestal Celulósica" .

Finalmente aseguraron que continuarán con la lucha anti Botnia "más allá de lo que diriman en La Haya los estados".

Apoyo del gobierno provincial. El secretario de Medio Ambiente, Fernando Raffo, hizo llegar a los representantes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú la adhesión a la 5ª Marcha al puente General San Martín, que se realizó ayer. El funcionario recordó además que el Poder Ejecutivo entrerriano, atendiendo el pedido de los asambleístas, declaró de Interés Provincial a la marcha, "atento a la importancia del evento, organizado una vez más por la Asamblea y del que participa toda la ciudadanía gualeguaychuense".

Tragedia

El joven Walter Maulucci, de 32 años, murió ayer a la madrugada cuando intentaba pasar por el corte de ruta de los asambleístas de Gualeguaychú en la ruta internacional 136. En medio de la neblina, habría chocado con el acoplado de un camión que estaba cruzado en el camino.

El accidente ocurrió a 10 kilómetros del puente San Martín, que une Gualeguaychú y Fray Bentos, donde los asambleístas se movilizaron al mediodía.

Maulucci, de Capital Federal, regresba en su moto a Buenos Aires pero impactó con un acoplado cruzado por los ambientalistas. Según dijo a Radio 10 Dardo Páes, un testigo del accidente, el joven falleció al instante ya que se dio un fuerte golpe en la mandíbula, lo que hizo perder su casco e impactar su cabeza en el pavimento.

"Fue alrededor de la una de la mañana, había mucha neblina y el hombre impactó contra un acoplado que pusieron los ambientalistas", dijo Paes.

El ambientalista Jorge Fritzler, por su parte, confirmó que en Gualeguaychú conocen lo sucedido pero alegaron que aún ignoran las causas de la tragedia.

Presencia de políticos. Hubo dirigentes políticos también en la marcha, incluidos varios del oficialismo. Estuvieron el vicegobernador, Eduardo Lauritto; el ex gobernador Jorge Busti, el senador nacional Guillermo Guastavino y los diputados nacionales Cristina Cremer de Busti y Gustavo Zavallo; además del intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo. Busti dijo: "Hay que pedirle a Cancillería que presente las pruebas sobre los episodios de contaminación que ha tenido Botnia, que serán fundamentales en la causa de La Haya. Hay un retardo en cuanto a la acción porque esas pruebas hay que presentarlas antes de que se expida el Tribunal, por eso hay que seguir trabajando desde nuestros sectores para que esta lucha no termine".

Comentá la nota