Una multitud asistió a la celebración del Corpus Christi en Lomas.

LOMAS: La plaza Grigera fue el centro de la celebración en la que miles de fieles asistieron y participaron luego de la tradicional procesión por las calles céntricas de Lomas de Zamora. El obispo, Jorge Lugones, presidió la ceremonia e instó a los cristianos a "asistir a misa los domingos" y así mostrar "el compromiso con la fe".
La comunidad cristiana de Lomas de Zamora asistió de manera masiva a la celebración del Corpus Christi que se llevó a cabo ayer por la tarde en la plaza Grigera. La ceremonia culminó, como se hace tradicionalmente, con una procesión por las calles céntricas.

La misa comenzó a las 15:30 y contó con la participación de cientos de vecinos, además de autoridades eclesiásticas de las distintas parroquias de la diócesis.

El obispo, Jorge Lugones, presidió la ceremonia y en su discurso instó a los cristianos a "asistir a misa los domingos" y así mostrar "el compromiso con la fe y proclamar activamente la celebración de la resurrección de Jesús".

"Debemos acentuar la asistencia a la misa dominical que es eficaz para mostrar la fe y el compromiso del cristiano. Tenemos que ser conscientes de que seguimos a un Cristo vivo y no a un personaje del pasado. Ustedes, como los ministros y párrocos, deben llegar predispuestos a dedicarle ese tiempo a Dios", enfatizó Lugones ante una plaza colmada.

El lema del encuentro fue: "Jesucristo, pan para la vida de nuestro pueblo, la familia y la vida de nuestros jóvenes" y a través de él, la máxima autoridad de la iglesia en Lomas aconsejó a las familias y a los jóvenes que "se acerquen a las parroquias y compartan con los fieles".

"El papa Benedicto XVI señaló en uno de sus discursos que hay un crecimiento de Santidad en los jóvenes y a raíz de esas palabras, a ustedes chicos les digo que Dios mira el corazón y los invita a formar parte de esto. La idea es tomar el sacerdocio y seguir a Jesús toda la vida", manifestó Lugones.

En el encuentro tuvo lugar la admisión de un candidato al servicio de la iglesia, Pedro Báez, que trabajará en una de las parroquias de Glew. Tras unas breves palabras el obispo le entregó la bendición.

Pese al frío de la tarde, la plaza de Hipólito Yrigoyen al 8700 se colmó de vecinos de la región que oyeron las palabras del obispo y participaron en forma activa de las canciones que interpretaron junto al coro de la Catedral Nuestro Señora de La Paz. Además, se hizo lugar a la colecta de Cáritas, que hoy se realizará como todos los años. En la ocasión se recolectaron elementos de limpieza para ser distribuidos en las cárceles de Ezeiza.

Cerca de las 17:00, la caravana encabezada por el obispo y acompañada por el grupo juvenil de la catedral y por los ministros y párrocos de la Diócesis se realizó la clásica procesión por el centro de Lomas. La peregrinación finalizó en las puertas del templo, donde Lugones bendijo a los fieles.

El Corpus Christi es una fiesta de la Iglesia Católica destinada a celebrar la Eucaristía. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de la Iglesia en Jesucristo presente en el Santísimo Sacramento.

Comentá la nota