La Multisectorial pidió el compromiso de todos los sectores

Al igual que lo hicieron ante la Primera mandataria provincial, los integrantes de la Multisectorial, mantuvieron esta semana una reunión con los legisladores, espacio en el que plantearon su preocupación ante la recesión por la que atraviesa la provincia.
En ese encuentro se observó voluntad política de acceder al reclamo realizado por la Multisectorial, para realizar modificaciones puntuales en la "Ley Corta" que se irán trabajando para eximir a los sectores en crisis, fue explicitada el miércoles por varios parlamentarios.

Se condicionarían las reducciones al sostenimiento de los puestos de trabajo, en línea con las medidas impulsadas por el Gobierno nacional.

El primer encuentro de la Multisectorial con los legisladores de la comisión de presupuesto permitió detallar el impacto de una norma que generó aumentar la recaudación pero no tuvo una contrapartida de contención del gasto público por parte del Gobierno.

Participaron por la legislatura el radical Luis Velázquez, Adrián ‘Milín' Fernández y Ana Lía Collavino por el FPV, Mónica Urquiza y Roberto Frate por el MPF; y Elida Deheza y Verónica De María por el bloque ARI; mientras que los legisladores Ricardo Wilder, Gabriel Pluis, Fabio Marinello y Damián Löffler se reunían con la mandataria fueguina en Casa de Gobierno.

La Multisectorial reiteró la metodología que venía implementando hasta el momento, tanto en la reunión con Ríos como con el intendente Jorge Martín, con la presentación del documento que contiene las bases de consenso, para abordar los temas particulares después.

Como era de prever, la Ley Corta ocupó buena parte del encuentro, si bien el contador Gabriel Clementino se encargó de aclarar que el eje pasa por el sostenimiento de los puestos de trabajo para sortear la crisis económica y social que amenaza con agravarse en los primeros meses del año entrante.

"No todo debe ser blanco o negro", señalaron desde el sector privado, mostrándose proclives a consensuar, en caso de no ser evitable la prórroga, modificaciones a las tasas que fueron fijadas y un plazo acotado para una norma que fue concebida para estar vigente sólo por un año.

Estas modificaciones se irán debatiendo en particular y se relacionan con la afectación a determinadas líneas de producción que ya tenían baja rentabilidad y fueron cerradas. También sectores que acusan una caída del 50 por ciento de la actividad, tal el caso del turismo, por reducción de arribos combinada con una baja del consumo, donde la incidencia de la crisis internacional resulta muy alta.

En general hubo un preacuerdo para que se puedan retrotraer algunos índices, condicionados al sostenimiento de los puestos de trabajo.

Desde el sector industrial Alejandro Poggi fue consultado por el legislador Adrián Fernández sobre el mapa actual y las perspectivas, y la posibilidad de que se selle un compromiso de esta naturaleza con las empresas, alternativa que consideró viable. Poggi advirtió sobre la necesidad de bajar la presión de algunos tributos porque se advierte una caída que se va a profundizar y recordó que este condicionamiento sigue la línea de las medidas nacionales.

El empresario Diego Navarro apuntó que la crisis del 2001 tuvo un alto impacto por su espectacularidad, pero no pasó de las fronteras argentinas, mientras esta vez se trata de una crisis mundial que tendrá una incidencia superior. A lo expresado, Poggi agregó que en 2001 la caída de la actividad implicó un 20 por ciento para el país, pero un 80 por ciento para Tierra del Fuego, en función de la naturaleza de la producción.

Navarro subrayó la necesidad de generar una sensación de tranquilidad a la gente y que la población pueda ver que trabajan en conjunto los distintos sectores para sortear la coyuntura, por cuanto la caída de la actividad provoca un aumento de diversos problemas sociales que habrá que contener.

Insistió en la importancia de contar con seguridad jurídica en materia tributaria para no "espantar" las inversiones, recordando que en materia de obras fue el sector público el que más aportó este último tiempo, por ausencia del Estado.

El contador Clementino manifestó el acuerdo de la Multisectorial para "ampliar la base de contribuyentes", reclamando que el peso no recaiga siempre sobre los que pagan. "Queremos un sistema equitativo donde todos paguen", dijo.

Al finalización del encuentro, los legisladores acordaron que esperarán a recibir una propuesta de la Multisectorial con un detalle de los sectores más afectados para avanzar en las modificaciones tributarias, como también otras medidas de incentivo a inversiones a través de créditos blandos. Hubo un gran interrogante sobre los fondos CRECE, puesto que sumando el saldo que dejó la gestión anterior y el recupero, se estima un acumulado que rondaría los 40 millones, y que no se destinó a financiar nuevos emprendimientos.

Cabe recordar que el fondo CRECE se constituyó con un aporte adicional del sector privado durante el gobierno del FUP.

Por su parte el legislador Roberto Frate (MPF) confirmó que se analiza una prórroga de cuatro a seis meses de la «ley corta» tarifaria para, en ese lapso de tiempo, analizar junto a los sectores productivos y del ámbito comercial una nueva normativa en materia impositiva. «El proyecto que se sancione debe salir con ese consenso».

Asimismo indicó que escucharon "los planteos que nos han hecho desde el sector productivo y comercial y compartimos enteramente la preocupación manifestada, sobre todo en lo relacionado a la posible pérdida de fuentes laborales, que es lo que debemos evitar de todas las formas posibles», manifestó el mopofista.

Finalmente expresó que el documento que fue presentado por la multisectorial, será motivo de «un análisis más profundo y detallado de todos los legisladores».

Comentá la nota