El 50% de las multas de tránsito irá a escuelas

Se destinará la mitad del dinero que se recauda por este concepto a apoyar a las cooperadoras escolares. Como contrapartida, los establecimientos deberán profundizar la enseñanza de la educación vial a todos sus alumnos.
MORTEROS - El gobierno municipal implementará una novedosa política de seguridad vial que incluye modificaciones en el sistema de entrega de licencias de conducir, aumentos en el valor de las multas, la incorporación del “trabajo voluntario” como medio de pagar las sanciones y la distribución de la mitad de lo recaudado en concepto de infracciones a las escuelas de la ciudad.

Estos recursos serán administrados por las propias entidades educativas para atender sus necesidades y sostener además actividades relacionadas con la educación vial.

Estas acciones serán complementadas con una intensa campaña de concientización sobre la cuestión vial y la realización de cursos de capacitación para los docentes, quienes se desempeñarán como “formadores ciudadanos”. Las autoridades municipales decidieron encarar acciones para reformular el tránsito en la ciudad, que progresivamente se va complicando con el crecimiento del parque vehicular.

A raíz de ello el secretario de Gobierno, Sebastián Demarchi, manifestó que “se trata de la puesta en marcha de un plan integral de seguridad vial que comenzaremos aplicar a partir de este año”.

Demarchi destacó que “habrá un aumento de los mínimos a los máximos en algunas infracciones graves, como no respetar un semáforo en rojo o ir en contramano, por lo cual se elevarán los montos de las multas”.

El funcionario resaltó que “la intención no es recaudar, sino educar y mejorar la seguridad vial de los morterenses, por lo cual se destinará el 50 por ciento del valor de todas estas multas a los distintos centros educativos de la ciudad y zona rural”.

El secretario de Gobierno manifestó que “aquellos infractores que no estén dispuestos a pagar las multas pondrán optar por la opción de trabajo voluntario que se llevará a cabo en distintas instituciones de la ciudad”.

Según lo explicado por el integrante del gabinete del intendente Germán Pratto, la figura a aplicar es la de “trabajo voluntario” y no comunitario como habitualmente se lo denomina. La diferencia radica en que en el caso de Morteros, solamente lo realizarán los infractores que no pueden o no quieran pagar la multa y el trabajo va variar entre las 10 y 40 horas según la infracción cometida.

Sebastián Demarchi anticipó que “se realizarán distintos cursos de capacitación a docentes para que después ellos, como formadores de ciudadanos, puedan transmitir e inculquen a los niños el respeto por las normas de transito”.

Según lo anticipado por el titular de la cartera de Gobierno, a partir de este año se realizarán cambios en los exámenes para obtener el carnet de conductor.

Comentá la nota