Sin multas, el microcentro está plagado de vehículos en infracción

Sin multas, el microcentro está plagado de vehículos en infracción
A una semana de entrar en vigencia la prohibición para estacionar en las calles del microcentro, nadie acata la norma. Hijos del rigor, los conductores se amparan en el período de gracia que otorgó la Municipalidad y aplaza las sanciones hasta el lunes próximo, cuando comience la tolerancia cero. Entonces las multas irán de 60 a 600 pesos, según los antecedentes del infractor.
Mientras tanto, pareciera que la veda no existe. Ante los ojos de los propios agentes de Tránsito, los conductores dejan sus vehículos en los sectores prohibidos.

   La cuadra de Santa Fe entre Sarmiento y San Martín, ayer a las 11 de la mañana, fue un buen ejemplo. Debajo del flamante cartel que recuerda la veda se podían contar más de 12 autos junto al cordón. Casi no había lugar para uno más.

   "La semana que viene va a ser fatal", dijo un inspector de tránsito mientras colocaba un papel rojo con el letrero "su vehículo está en infracción, por favor respete los nuevos espacios de estacionamiento" en el parabrisas de un auto parado en la zona prohibida.

   Según el inspector motorizado, lo peor "no llegó todavía" porque hay gente de vacaciones, pero cuando el tránsito vuelva a la normalidad "habrá muchas infracciones", vaticinó.

   Un cuadro semejante se veía por calle Rioja, desde Maipú hasta Corrientes, donde está totalmente prohibido dejar el auto. Ayer al mediodía, inspectoras de tránsito se cansaban de señalar a los conductores el cartel que indicaba la nueva norma. "Se nos ríen en la cara y nos dicen que están en período de gracia", se quejaban las jóvenes. Pero no todos se comportan igual. Algunos choferes acatan la orden y retiran el auto y otros se bajan para pedir información (ver aparte).

Multas. A partir del lunes próximo, a quienes decidan dejar el auto en cuadras prohibidas se les labrará multas de entre 60 y 600 pesos. La directora general del Tribunal Municipal de Faltas, Stella Splendiani, explicó que "para la primera vez que se estacione en un lugar prohibido la multa será de 60 pesos que se podrán abonar por pago voluntario" en los centros municipales de distrito.

   Pero "cuando se trate de conductores reincidentes, es decir que ya tienen una sentencia previa con condena, la multa aumentará en un 25% o 50% y no habrá posibilidad de pago voluntario", indicó la funcionaria. Sumando infracciones, los jueces del tribunal de faltas pueden llegar a establecer sanciones que trepen hasta los 600 pesos.

   El tema de las reincidencias no es algo menor. Splendiani subrayó que una de las faltas que más se comete en las calles de la ciudad es, justamente, estacionar en lugares prohibidos. "Es una cuestión de conducta", advirtió.

Al corralón. Los carteles son claros y resaltan que los autos mal ubicados serán remitidos al corralón. Una vez labrada el acta, los inspectores llamarán a las grúas municipales que patrullan el centro para derivar el vehículo a Moreno y Ocampo. En esos casos se seguirá el mismo procedimiento que para sacar el auto del: tener la documentación en regla y abonar el acarreo, que tiene un costo de 80 pesos.

Comentá la nota