Más multas por estacionar a la izquierda y crecen las quejas

Rige para todas las calles de la Ciudad a menos que se permita expresamente. Pero en lugares que antes se autorizaba ahora hacen fotomultas y muchos vecinos dicen que hay reglas "poco claras".
En la calle Arcos, entre José Hernández y La Pampa, hay una decena de autos estacionados sobre la mano izquierda. No hay ningún cartel que lo autorice o lo prohíba en ese lugar. Sin embargo, los vehículos están en infracción. "A la mañana siempre pasa el camioncito de las fotomultas y le sacan fotos a todos. A la tarde ya no vuelven a controlar", cuenta el florista de la esquina.

Es que estacionar a la izquierda está prohibido en toda la Ciudad, a menos que esté expresamente indicado. Y aunque en algunas calles la gente estacionó toda la vida igual, ahora la Comuna controla fuerte y los vecinos se quejan.

La ley 634 es contundente: prohíbe estacionar junto a la acera izquierda todos los días, durante las 24 horas, en todas las calles de sentido único de la ciudad. A menos que exista una resolución que lo autorice. En esos casos, en la cuadra donde se permite estacionar debe haber un cartel. Si no está ese cartel, no hay que dejar el auto. La ley también prohíbe el estacionamiento de 7 a 21 en ambas manos de las avenidas de doble sentido o en la acera izquierda de las avenidas de mano única. Los infractores son sancionados con multas de $ 50 a $ 200.

"En la mano derecha de las calles de mano única, está permitido estacionar a menos que esté prohibido. Y en la mano izquierda está prohibido, a menos que esté expresamente permitido", sintetiza el director de Tránsito porteño, Oscar Fariña.

En Las Cañitas, una zona con más movimiento que lugares para estacionar, la gente deja el auto en la calle. En algunas arterias está autorizado y hay una E enmarcada en azul indicándolo. Un buen ejemplo es Báez, entre Eslovaquia y Ortega y Gasset. O Arévalo, entre Báez y Huergo. Pero una cuadra más allá, en Arévalo entre Huergo y Luis María Campos, no hay cartel ni autorización. La gente estaciona igual y se convierte en una víctima fácil de las fotomultas.

"Los usos y costumbres en los barrios hicieron que la gente estacione sobre la izquierda -dice Fariña-. Pero hace ya un tiempo empezamos a hacerles más fotomultas a los infractores. Al mismo tiempo, en algunos barrios, estamos sacando resoluciones que autorizan estacionar a la izquierda en ciertas calles lo suficientemente anchas". Las resoluciones que cita Fariña autorizan estacionar a la izquierda en ciertos tramos de algunas calles de Floresta, Villa del Parque y Belgrano.

Aunque la ley es clara, algunas zonas son confusas. Como Recoleta y Palermo, donde los vecinos denuncian que no hay reglas claras. En Juncal al 3700, por ejemplo, se autoriza estacionar a la izquierda. Pero más adelante por la misma calle, se ven postes con las señales arrancadas. Ahí, dejar el auto está prohibido. La gente lo hace igual.

Más extremo es el caso de la calle Agüero, donde una vieja ordenanza autorizaba estacionar en ambas aceras durante las 24 horas. A principios de año, esta calle formó parte de la zona donde el Gobierno porteño intentó poner estacionamiento medido. El proyecto no prosperó por las quejas de los vecinos, pero en las calles quedaron pintados los puestos de estacionamiento, incluso en el lado izquierdo.

Ese es el caso, por ejemplo, de Agüero al 2000, donde el cartel del estacionamiento medido permanece tapado y nadie repuso el que autoriza estacionar. "La camioneta de las fotomultas pasa todos los días, a la mañana y a la tarde -contó el kiosquero de la cuadra-. Encima, como quedaron los puestos marcados, la gente pregunta dónde puede sacar el ticket, pero ya no hay máquinas dejan el auto igual. Y después los multan".

"Necesitamos reglas claras -reclama Juan Chavarri, de la agrupación vecinal No al Parquímetro-. El mismo Macri dijo que iban a restituir la cartelería original, pero no lo hicieron. Las calles entre Pueyrredón, Austria, Córdoba y Las Heras quedaron pintadas con grillas de parquímetros y sólo en unas pocas pusieron señales de permitido estacionar. En otras, no y hacen fotomultas: en Beruti, entre Anchorena y Austria, antes se podía estacionar a la izquierda".

"En esa zona las idas y vueltas dejaron ciertas imperfecciones -admite Fariña-. Estamos replanteando los lugares donde se puede estacionar, con una campaña informativa y poniendo cartelería".

Para sumar a la polémica, el mes pasado el Gobierno porteño amplió en 85 manzanas de Palermo y Recoleta la zona de operación de la empresa STO para acarrear autos mal estacionados. Fariña dice que van a seguir sancionando e insiste: "Nuestro lema es ordenar y reprimir". Por lo pronto, en sólo cuatro meses ya se labraron 688.139 infracciones a autos y motos particulares por estacionar en lugares indebidos, la mitad de las 1.323.391 que se hicieron en todo 2008. Una diferencia importante, aun considerando que las fotomultas volvieron a aplicarse en mayo del año pasado.

Comentá la nota