Mujica y los sindicatos

José "Pepe" Mujica no para ni por un instante en sus primeros días como presidente electo del Uruguay. Tras iniciar conversaciones con la oposición –ya lo hizo con el líder colorado Pedro Bordaberry y hoy lo hará con Luis Alberto Lacalle, del Partido Nacional– para acordar temas de agenda, Mujica se reunió por sorpresa con la cúpula de la principal central obrera del país, PIT-CNT.
Fiel a su estilo frontal y descontracturado, el ex guerrillero tupamaro se comunicó en persona con los sindicalistas y los convocó de inmediato. La cita, de una hora y media de duración, tuvo como objetivo discutir en conjunto los planes para una próxima reforma del Estado. "Nos dijo que quería reunirse con nosotros y todo se armó enseguida. Mujica está marcando una nueva forma de relacionarse", estimó al término del encuentro Juan Castillo, secretario general de la central sindical.

Sentados alrededor de una mesa, el presidente electo y los gremialistas discutieron, además de una posible reforma del Estado, diversos proyectos sobre reformas en las áreas de salud, educación, impuestos y relaciones laborales. Pero el eje, según ambas partes, fue el rol que deberán cumplir los trabajadores en cualquier iniciativa que implique un cambio en el funcionamiento del aparato administrativo del Estado.

"La reforma sólo se puede llevar adelante con la participación protagónica y el apoyo de todos los trabajadores. No hay otra manera", afirmó Fernando Pereira, coordinador de la central obrera. "Le transmitimos a Mujica que, desde nuestro punto de vista, el rumbo del Estado debe estar orientado hacia el desarrollo productivo, la distribución de la riqueza y la justicia social", precisó el sindicalista. "Las actuales expectativas son muy altas porque se espera que la administración de Mujica profundice todo lo hecho por el gobierno de Tabaré Vázquez, el mejor de los últimos 50 años", explicó Pereira.

Por lo pronto, como una primera medida para intentar cumplir con esas expectativas, Milton Castellano, del secretariado del PIT-CNT, afirmó ayer que, tras el encuentro del martes por la tarde, se acordó con los asesores de Mujica conformar una comisión de trabajo conjunta compuesta por técnicos del Frente Amplio (FA) y representantes políticos de la central sindical para tratar los diferentes proyectos en torno de la reforma del Estado. "Pero más allá de lo acordado, Mujica se comprometió a agendar las inquietudes que le transmitimos sobre las áreas de salud, educación, reforma tributaria y relaciones laborales", agregó Pereira.

Como un segundo paso, a su vez, el futuro presidente uruguayo acordó con el PIT-CNT participar el próximo lunes de la Novena Cumbre Sindical del Mercosur –jornada internacional de trabajadores que se realizará en el marco de una cumbre del bloque regional homónimo que se realizará en Montevideo los días 7 y 8 de diciembre– y, desde allí, elevar al bloque los proyectos sobre relaciones laborales de la central uruguaya.

"La Cumbre Sindical del Mercosur contará con la participación de unos 300 representantes de las principales gremiales obreras de los países del bloque (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay), así como con invitados de Bolivia, Ecuador, Perú y Cuba", detalló Viviana Barreto, dirigente de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Mercosur. Mujica, actual senador y ex ministro de Ganadería del gobierno de Vázquez, asumirá como presidente el 1º de marzo del 2010 por un período de cinco años en el que será el segundo gobierno consecutivo de la coalición gobernante de centroizquierda.

Comentá la nota