Mujica, a las puertas de la victoria en el ballottage uruguayo

Le lleva entre 8 y 10 puntos a su rival, Lacalle
MONTEVIDEO.? Cuando falta una semana para el ballottage en Uruguay, el candidato oficialista, José Mujica, es amplio favorito, y es muy difícil que su rival, Luis Alberto Lacalle, descuente la ventaja (entre 8 y 10 puntos) que le lleva en los sondeos, según los analistas.

Los partidarios del izquierdista Frente Amplio, de Mujica, han exhibido una unidad monolítica en el apoyo a su candidato, mientras que los dirigentes de los partidos tradicionales revelaron fisuras en el respaldo al conservador Lacalle, del Partido Nacional (Blanco).

Mujica, un ex guerrillero tupamaro que provocó inquietud en el sector empresarial uruguayo, se limita a prometer que continuará lo realizado por el presidente Tabaré Vázquez, que termina su mandato con un alto nivel de popularidad.

El régimen de segunda vuelta fue instaurado en la reforma constitucional de 1996 y la primera vez que se aplicó fue en 1999, cuando el colorado Jorge Batlle, apoyado por los blancos, derrotó al izquierdista Tabaré Vázquez.

Cinco años después no se repitió la experiencia porque Vázquez venció en primera vuelta al blanco Jorge Larrañaga y al colorado Guillermo Stirling.

Este fin de semana es de intensa actividad proselitista y bulliciosa: los militantes de la coalición de izquierda Frente Amplio han copado las calles de Montevideo y otras ciudades del interior, aunque blancos y colorados han unido sus banderas confiados en remontar la ventaja que las encuestas dan a Mujica.

En las elecciones del 25 de octubre, la fórmula Mujica-Danilo Astori llegó a 48% del total de votantes, por lo que no pudo lograr el triunfo en primera vuelta, para el que se necesitaba superar el 50%.

De todos modos, en la votación legislativa el Frente logró retener mayoría propia en ambas cámaras (50 diputados de 99 y 17 senadores de 30).

¿Hay mucho en juego para Uruguay en este ballottage? La politóloga Rosario Queirolo, dijo a LA NACION que "durante esta campaña la idea de los modelos enfrentados nunca se puso evidencia" y que "hay coincidencias marcadas" en las propuestas de los dos competidores.

Queirolo, responsable de Opinión Pública de la Universidad de Montevideo, dijo que es cierto que son "dos propuestas diferentes pero sobre todo en sus figuras de gobierno más que en sus propuestas de gobierno". Expresó que "hay cierto margen de incertidumbre" sobre cómo puede actuar Mujica en la presidencia, pero que no se esperan "dos países muy distintos", sea quien fuere el ganador del ballottage.

Tal vez sea porque así como Mujica promete continuidad con Vázquez, Lacalle advierte que mantendrá y mejorará las políticas sociales del actual presidente aunque derogará su reforma tributaria.

Las encuestadoras están haciendo el último relevamiento de datos para las proyecciones que harán el miércoles y jueves, cuando comience la veda electoral.

Las cuatro principales consultoras dan favorito a Mujica con una intención de voto que oscila entre 48% (Interconsult), 49% (Cifra) o 50% (Equipos Mori y Factum). A Lacalle le asignan entre 40% y 42%.

¿La elección está cerrada? El encuestador Gonzalo Kmaid, de Cifra, dice que "ninguna elección está definida hasta que se realiza", pero las "conjeturas basadas en encuestas profesionales" arrojan que "en las actuales condiciones, el escenario más probable es una victoria de Mujica-Astori".

Lealtad partidaria

¿Y qué hecho podría hacer cambiar este panorama? Queirolo destaca que las mediciones muestran una "estabilidad enorme para uno y otro" y que "no hay mucha posibilidad de que esa ventaja se pueda revertir", pero que igual habrá que esperar a ver el interior de las urnas.

"La opinión pública uruguaya se encuentra fuertemente anclada por sus lealtades partidarias", destaca Kmaid y responde: "Parece difícil que las tendencias que se aprecian hoy vayan a cambiar lo suficiente como para alterar estas tendencias".

El politólogo percibe estabilidad en el voto e improbabilidad de hechos sorprendentes: "En Uruguay es muy difícil pensar en hechos del impacto de Atocha y las elecciones españolas de 2004".

El director de Factum, Oscar Botinelli, afirma que "tres de cada cuatro uruguayos creen que el próximo presidente será Mujica" y que "lo más significativo es que esta creencia la tiene no sólo la casi totalidad de los frenteamplistas sino la mayoría de los blancos; el 54% de los que votaron a Lacalle" en octubre.

Pese a que los partidarios más cercanos a Mujica y Lacalle alertan a electores que el país será muy diferente según quién gane, las coincidencias que aparecen en los programas de gobierno también se dan en los jingles oficiales para el ballottage.

"El sol nos ilumina, te sacia anhelos y nos encuentra a todos que estamos codo a codo, bajo el mismo cielo, vamos a sumar las manos, seas de donde seas, hermano, vamos al reencuentro, vamos todos juntos a poner el sol", dice el spot de Lacalle, que convoca no sólo a blancos sino a votantes de otros partidos.

El spot de Mujica va en una línea similar. "Aprontá tu corazón, que ya sale un nuevo sol, y tendrás que estar allí, no darás ni un paso atrás, por tu mano llegará, ese mundo que soñás. Todos unidos en un latido [?], aprontá tu corazón."

Comentá la nota