Mujica busca en Argentina un voto clave para el Frente Amplio

Ayer, con su compañero de fórmula, Danilo Astori, y con el grupo Los Olimareños, hizo un acto en el Luna Park. Pidió el apoyo para profundizar el programa del actual gobierno. Hoy visitará a Cristina Kirchner, Mauricio Marci y Daniel Scioli.
El candidato del Frente Amplio uruguayo para la presidencia, José "Pepe" Mujica, encabezó anoche un acto en el mítico y porteño Luna Park donde pidió el voto de los uruguayos emigrados, pero también "su compromiso en la batalla de las ideas, porque la lucha es para que el programa del Frente no se agote en el próximo gobierno".

El Luna Park desde las siete y media de la noche se contagió un poco de la otra orilla del Río de la Plata con mates y termos, banderas uruguayas y muchas tricolores que representan a los militantes del Frente Amplio (oficialismo). Una hora después comenzó el acto político ante un grupo, que aunque mayoritariamente de uruguayos, tuvo su cuota local. Entre los dirigentes políticos argentinos se vieron el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner; al titular de la CTA, Hugo Yasky; al intendente de Morón y diputado electo, Martín Sabatella; al intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Gutierrez, y el sindicalista Víctor Santa María. Entre los famosos estaba el periodista deportivo Víctor Hugo Morales.

Mújica, de 74 años, habló anoche junto a su candidato a vice, Danilo Astori, y antes de que el legendario grupo de canto popular uruguayo, Los Olimareños, cerraran el acto. Una ocasión para que el ex guerrillero tupamaro rearfimara: "Venimos de un largo compromiso histórico, no vamos a tocar el cielo con las manos pero nuestra lucha permanente y utopía es que las próximas generaciones sean mejores que las nuestras".

La catedral del boxeo de la Argentina estaba llena abajo y a medias arriba. Las entradas valían entre 40 a 120 pesos y lo recaudado fue para solventar los gastos de la organización y formar un fondo para facilitar los viajes de algunos uruguayos para votar.

Mujica con su estilo campechano criticó las trabas burocráticas que impiden a los uruguayos que estén al día poder votar y recordó que el 25 de octubre, junto a las presidenciales, se hará una consulta para crear en Uruguay el voto consular, lo que permitirá a los emigrados votar en los países que residan. Ayer, en Montevideo, se difundió un sondeo según el cual 52% de los uruguayos aceptaría este voto a distancia.

Además, el candidato oficialista para reemplazar al actual presidente Tabaré Vázquez recordó que el 25 se votará sobre si se debe anular la Ley de Caducidad de los delitos cometidos por la última dictadura militar en Uruguay.

En su discurso, Mujica -que actualmente es senador y fue ministro de Agricultura de Tabaré- hizo eje en la lucha por el conocimiento y la capacitación "de los niños y jóvenes uruguayos, el camino que los sacará de la pobreza". Recordó el Plan Ceibal del actual gobierno uruguayo por el cual se entregó una computadora a cada alumno primario y a cada maestro del Uruguay. Porque "no se va a salvar a un guri de las drogas con un milico detrás de cada árbol. Se va a salvar si tiene el bocho claro", dijo el candidato vestido con un pantalón negro y un pulover gris. Entonces, emocionado, aseguró que "por eso venimos, por el voto, pero también por una concientización".

Mujica buscará el 25 de octubre ser elegido en primera vuelta para suceder al primer presidente frenteamplista en la historia del Uruguay, Tabaré Vázquez. Si no lo logra, deberá ir a una segunda vuelta el mes siguiente. Su principal rival, según las encuestas, es el ex presidente Luis Lacalle, del Partido Nacional.

Su compañero de fórmula en este intento de la izquierda uruguaya, Danilo Astori, había hablado antes. El actual senador explicó que se debe "asegurar un segundo gran gobierno del Frente para continuar y profundizar la tarea por más justicia, más desarrollo y más planes sociales que implementó el actual presidente". Además recordó el apoyo récord de este gobierno a la educación y a la familia y abogó por avanzar en la reforma de la salud y más y mejores asignaciones familiares.

Ambos candidatos agradecieron mucho a la Argentina por recibir a los emigrados uruguayos. Se cree que unos 30 mil uruguayos podrían ir a votar a su país, y se supone que la gran mayoría lo hará por el oficialismo, un caudal electoral grande para un país con 3,4 millones de habitantes.

Después de un aplauso cerrado al candidato, en el escenario aparecieron Braulio López y el Pepe Guerra. El legendario dúo Los Olimareños -que volvió a reunirse este año- hizo cantar a la platea con esas canciones que, desde hace 40 años, se escuchan como clásicos en las dos orillas del Plata.

Comentá la nota