Mujeres de policías reclamaron mejoras salariales para sus maridos.

Unas 60 mujeres se movilizaron el lunes frente a la Casa de Gobierno de la provincia para pedir mejores condiciones salariales de sus esposos, agentes de la Policía de Misiones.
Reclaman el blanqueo de adicionales percibidos, y plantean cambios en las sanciones disciplinarias dentro de la fuerza. Luego de la manifestación fueron recibidas por el ministro de gobierno, Jorge Franco.

Lucía Borda explicaba que "yo soy la esposa de un retirado hace 15 años, hasta ahora tuvo 100 pesos de aumento, gana 110 pesos, el básico es 80 pesos, el tiene que seguir haciendo seguridad para vivir, no nos alcanza".

Cecilia Frutos por su parte indicó que "la presencia de que nos reunimos las esposas y hay algunas esposas de retirados, es por el bajo salario que ellos tienen, un salario que no está blanqueado, son 1600 pesos pero en el aguinaldo reciben 200 pesos porque es todo en negro, ellos no pueden pasarse los turnos, en adicionales, y les afecta en sus legajos y no pueden ascender, no reciben uniformes, porque no tienen plata para comprar, el policía que se quiere vestir bien tiene que dejar de dar a comer a sus hijos".

Fuera de la ley

Por su parte, el ministro de Gobierno, Jorge Franco, cuestionó los reclamos callejeros que coartan derechos individuales como el de transitar libremente así como también el que se fomentaría en las filas policiales a partir de un presunto malestar en la fuerza por cuestiones salariales.

El funcionario ratificó que las demandas tienen que viabilizarse a través de los canales correspondientes tal como lo prescriben las formas democráticas en vigencia y como lo indica el estado de derecho. Por fuera de ello sólo se persiguirían intereses que escapan a la esfera de la legalidad, interpretó.

Comentá la nota