Una mujer tomará la posta de Thatcher, 25 años después

La batalla interna de los conservadores para suceder a Cameron en el liderazgo partidario y del país se definirá entre Theresa May y Andrea Leadsom

Una mujer será primera ministra de Gran Bretaña por primera vez desde que Margaret Thatcher abandonó el poder, en 1990.

La eliminación del ministro de Justicia, Michael Gove, en la segunda rueda de la elección entre los parlamentarios del Partido Conservador dejó ayer como finalistas a la ministra de Interior, Theresa May, de 59 años, y a la titular de Energía, Andrea Leadsom (53).

May, que había obtenido 165 sufragios en la primera fase electoral, el martes pasado, logró ayer una arrolladora victoria, al reunir 194 votos sobre un total de 329 diputados presentes. El único ausente de los 330 miembros del Parlamento que tienen los conservadores en la Cámara de los Comunes fue el primer ministro David Cameron, que decidió mantenerse neutral en la batalla política para elegir a su sucesor en el 10 de Downing Street.

Leadsom, con el apoyo de 84 diputados, consiguió mejorar el caudal logrado el martes (66 sufragios), pero quedó lejos de constituir una amenaza para May. El ambicioso Gove sufrió la humillación de perder el apoyo de dos diputados y apenas totalizó 48 votos. Por ser el candidato con menor respaldo, quedó eliminado de la carrera al poder.

La votación constituye un serio revés para Gove, que en su ambición por convertirse en primer ministro traicionó inicialmente a su compadre Cameron Gove es padrino de uno de los hijos del primer ministro cuando eligió convertirse en dirigente del Brexit, y luego apuñaló por la espalda a su aliado Boris Johnson.

Con esos resultados, sólo quedan dos mujeres para disputar la fase final de la elección interna tory, que se dirimirá mediante el voto de los 150.000 afiliados al Partido Conservador. Aún no está decidida la fecha de esa parte de la elección, pero se estima que se realizará entre fines de julio y mediados de agosto. Los adherentes se pronunciarán por voto postal y el resultado debe ser conocido antes del 9 de septiembre, para que la próxima primera ministra pueda ser elegida por el Parlamento de Westminster y presentarse como líder del partido ante el próximo congreso tory, que se realizará del 2 al 5 de octubre en Birmingham.

Cualquiera sea resultado, la ganadora será la primera mujer que llega a la dirección del Partido Conservador desde el complot que provocó la caída de Thatcher en 1990.

Los resultados de ayer consolidaron las posibilidades de May, a quien sus adversarios llaman la Dama de Hielo, en alusión a Margaret Thatcher, que era conocida como la Dama de Hierro. Los últimos sondeos revelaron que cuenta con un fuerte respaldo de los afiliados tories.

Al término de la primera rueda, Theresa May declaró: "Hoy quedó claro que soy la única capaz de obtener el apoyo de la totalidad del Partido Conservador".

Anteayer, antes de la votación, se realizó el llamado "karaoke". Durante esa sesión, en un salón especial de Westminster, cada uno de los candidatos pronunció un discurso de 15 minutos y respondió las preguntas de los diputados. Durante su presentación, May afirmó que si es elegida para ocupar el cargo de primera ministra no prevé iniciar de forma oficial la ruptura con Bruselas antes de fines de 2016, y que uno de sus objetivos será asegurarse de que la inmigración hacia Gran Bretaña descienda a un nivel "sostenible".

Durante la campaña electoral previa al referéndum, May no intervino prácticamente en los debates, pero respaldó la posición de Cameron a favor de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE). A pesar de haber defendido esa actitud, a partir de ahora deberá asumir la difícil responsabilidad de negociar la salida de Gran Bretaña de la UE. Su adversaria Leadsom, por su parte, era partidaria del Brexit .

Para tratar de recuperarse frente a su rival, que parece contar con el respaldo de dos tercios de los diputados, Leadsom rectificó la orientación de su campaña y, en el discurso ante los parlamentarios, adoptó un tono francamente conservador. Entre otras promesas, anunció que defenderá la utilización de perros en la cacería de zorros un tema que divide a Gran Bretaña y criticó el matrimonio homosexual.

May, que cumplirá 60 años en octubre, está considerada una dirigente con mejor experiencia para suceder a Cameron e iniciar el proceso de ruptura con la UE.

Ambas candidatas realizarán a partir de ahora una serie de reuniones con los militantes conservadores en todo el país para tratar de obtener su respaldo. Pero teniendo en cuenta los resultados de ayer numerosos comentaristas creen que los dados ya están echados.

Dos damas para un cargo

Una de ellas deberá iniciar la desconexión de la Unión Europea

Theresa May

Ministra del Interior

De 59 años, May es una de las "duras" del Partido Conservador. En el referéndum del Brexit, apoyó la permanencia por su lealtad a Cameron

Cautela

May dijo que si llega a ser primera ministra no tiene intención de activar al menos hasta fines de 2016 el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia la cuenta atrás de dos años para romper con Bruselas

Andrea Leadsom

Secretaria de Energía

Ex directiva bancaria, de 53 años, adquirió peso en el partido haciendo campaña a favor del Brexit en los últimos meses junto a Gove y Boris Johnson

Celeridad

Leadsom, casada y madre de tres hijos, advirtió que activaría el artículo 50 de desconexión de la Unión Europea tan pronto como llegue al despacho de Downing Street si es designada para suceder a Cameron

Coment� la nota