Una mujer sería la nueva jefa política de ETA

Iratxe Sorzabal Díaz tiene 37 años y, en 1997, la culparon de tres asesinatos en Francia
MADRID.- El liderazgo del aparato político de ETA habría recaído, por segunda vez en la historia de la banda terrorista vasca, en una mujer. Se trata de Iratxe Sorzabal Díaz, una madre de 37 años, según una hipótesis difundida con insistencia por la policía española.

La idea de que una mujer joven, desaliñada y desafiante como se la ve en su fotografía más conocida, se haya transformado en el nuevo cerebro propagandístico de la banda que asesinó a cerca de 900 personas en los últimos 50 años alimentó todo tipo de comentarios en España y Europa sobre el creciente papel de las mujeres dentro de la agrupación terrorista.

Las primeras conjeturas sobre el papel de Sorzabal Díaz aparecen en un informe policial revelado el martes pasado. El documento muestra un organigrama de la banda en el que esta ex presidiaria está ubicada por encima de quienes se creía que eran los líderes ideológicos de ETA hasta su detención del lunes pasado: Aitor Elizarán Aguilar y su novia, Oihana San Vicente.

La caída de estos jóvenes jefes, de 30 y 32 años, respectivamente, hizo especular sobre una fuerte reorganización dentro de la estructura etarra, cuyos dirigentes son cada vez más jóvenes gracias a los sucesivos "descabezamientos" a manos de la policía española y francesa.

Resistente a la autoridad

Sin embargo, el carisma, los antecedentes y el poder de resistencia a la autoridad de Sorzabal Díaz llevaron a los peritos a considerarla de gran importancia para ETA.

La mujer más buscada de sus filas carga con tres muertes, por las que en 1997 fue condenada en Francia a tres años de prisión, aunque fue devuelta a España dos años más tarde y liberada.

No obstante, Sorzabal Díaz reincidió en el terrorismo y se enroló como vocera del grupo Gestoras Pro Amnistía Etarra, en la ciudad vasca de Guipúzcoa, en donde nació en 1971. Luego se involucró en el autodenominado Comando Galicia de ETA, que preparaba atentados en la región. Por su participación en ese grupo fue juzgada pero absuelta por falta de pruebas, a pesar de haber sido acusada de colaborar en nuevos asesinatos.

A partir de su exoneración, siguió con su intenso trabajo político, aunque con un perfil más bajo. A pesar del aparente silencio, los investigadores sostienen que continuó su trabajo dentro de la agrupación, más allá de que no trascendieron detalles.

"Más vulnerable"

La última pista que la policía reveló es una fotografía hallada en enero de este año en uno de los numerosos escondites etarras allanados en Francia. En ella se la ve junto a un niño pequeño, que sería su hijo.

Esta suposición, cierta o no, de que la nueva mujer fuerte de ETA eduque también a un niño encendió la polémica en España y otros países europeos.

En Italia, tanto el Corriere della Sera como La Repubblica y otros medios locales abordaron el tema como un proceso de transformación dentro de una ETA tradicionalmente machista y conservadora. "La presencia de este niño [por su hijo] podría hacer que Iratxe fuera más vulnerable", afirma uno de los medios italianos.

En tanto, en Gran Bretaña, el diario The Times hizo hincapié en el ascenso de la participación de mujeres dentro de ETA, que, según un artículo publicado anteriormente por el también británico The Observer , se habría duplicado en los últimos siete años.

El artículo de The Times rescata la figura de otra mujer que también fue líder de más de un comando en ETA, aunque con el atenuante de compartir esa conducción con su pareja: Soledad Iparraguirre Guenechea. La novia de Mikel Albizu Iriarte fue detenida en 2004, acusada de asesinar a 14 personas, a pesar de que, como destaca el periódico, "llevaba una vida normal de familia y enviaba a su hijo menor al colegio" en Francia, donde la pareja se había radicado.

En la evocación de las mujeres más recordadas de ETA, los medios rescataron el papel activo desempeñado por Idoia López Riaño, que en la actualidad cumple una condena de 30 años de prisión, tras haber sido hallada culpable de 23 homicidios.

Comentá la nota