La mujer que saltó sobre el Papa no sería castigada

La magistratura vaticana tiene bajo su jurisdicción el caso de Susanna Maiolo, que en la noche de Navidad se lanzó sobre el Papa y lo hizo caer junto con el anciano cardenal Roger Etchegaray en la basílica de San Pedro del Vaticano. Pero no sería castigada.
El "promotor de justicia" (fiscal vaticano) decidirá en los próximos días qué debe hacerse, teniendo en cuenta los informes de los médicos que asisten a la mujer -que tiene síntomas de desequilibrio psíquico- y de la gendarmería vaticana.

Un vocero del Vaticano, interpelado ayer sobre la posible condena de la mujer, dijo que, generalmente, la justicia vaticana es muy benévola.

Lombardi anunció también que el cardenal Etchegaray será operado mañana en la Policlínica Gemelli de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Roma.

El cardenal se fracturó el fémur durante el episodio de la noche de Navidad.

El vocero precisó que las condiciones generales del prelado, hospitalizado en el Policlínico "Agostino Gemelli" de Roma,

Entretanto, el Papa parecía estar ayer en buen estado al dar su mensaje a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro-

Benedicto XVI no mencionó el incidente en su mensaje ante una multitud congregada en un lluvioso día en la plaza. En el día en que los cristianos conmemoran a San Esteban, el primer mártir de la Iglesia Católica, el pontífice recordó a los fieles que son perseguidos en todo el mundo e instó a que oraran por ellos.

El Papa de 82 años no resultó lesionado el jueves cuando la mujer se lanzó sobre él aparentemente con intenciones de saludarlo. Maiolo fue inmediatamente dominada por los guardias que acompañas al pontífice.

Comentá la nota