La mujer de Moreno desembarcó en la CNV para supervisar el caso Papel Prensa

Luego de forzar la renuncia de Eduardo Hecker a la Comisión Nacional de Valores (CNV), Guillermo Moreno tomó control directo de las áreas críticas del organismo a través de su mujer, Marta Cascales. La abogada supervisa personalmente la evloución del "caso" Papel Prensa.
Papel Prensa es la nueva obsesión de Guillermo Moreno. El secretario de Comercio interior, por orden directa de Néstor Kirchner y ofensas propias, está decidido a intervenir, caotizar, controlar a la papelera cuya propiedad comparte el Estado con La Nación y Clarín.

En ese marco, y mientras recibe una sucesión de fallos adversos en la pelea judicial que mantiene por la papelera (ver notas adjuntas) Moreno decidió tomar el toro por las astas y envió a su pareja, la abogada Marta Cascales a supervisar personalmente todas las actuaciones sobre Papel Prensa.

Como se sabe, el interés de Moreno por construir a como de lugar un "caso" contra Papel Prensa, forzó la renuncia del ex titular de la CNV, Eduardo Hecker, cuando el secretario de Comercio le exigía que denunciara penalmente a la papelera. Es que la Comisión de Valores en su rol de fiscalizador de las empresas que cotizan en el mercado bursátil –como Papel Prensa-, tiene acceso a toda la información sensible de la compañía y puede tomar medidas si detecta irregularidades.

Con la salida de Hecker asumió en el organismo Alejandro Valoni, a quien los medios sindican como "morenista". Evidentemente, esta no es la percepción del propio Moreno quien en todo cosa considera más "morenista" a su mujer, que pese a no tener ningún cargo oficial exige en la CNV los expedientes más sensibles y por obvios motivos consigue que se los entreguen.

Pero la intervención de Marta Cascales en el organismo no se limita a todo lo vinculado con Papel Prensa, también suele visitar la Gerencia Emisoras, con una asiduidad que sorprende a los empleados del organismo.

Comentá la nota