Una mujer conduce la Facultad Regional Resistencia de la UTN

Ayer se produjo el traspaso de mando en la Facultad local de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), con la asunción de Liliana Cuenca Pletsch en reemplazo de Francisco Benítez. El acto se realizó en el Aula Magna de French y Ayacucho, cerca del mediodía y fue celebrado como un hecho histórico por tratarse de la primera mujer en acceder a ese cargo.

"Estoy consciente de lo que me depara el futuro y de los sacrificios de quienes me precedieron y creo que sólo se puede progresar cuando se piensa en grande", dijo la nueva decana después de cumplir con las formalidades, citando a Ortega y Gasset.

El público era de una heterogénea composición y los preparativos eran propios de un hecho importante.

Por el Ejecutivo estuvieron los ministros de la Producción, Enrique Orban, y de Educación, Francisco Romero, y el vocal del Instituto de Cultura, Gary Perez; por la UNNE, el decano de Ingeniería, Jorge Pilar; por la Municipalidad de Resistencia, Irene Dumrauf y Clarisse Pasmanter; autoridades de Gendarmería, de varios sindicatos y entidades empresariales.

Desde las filas de atrás el marido e hijos de Cuenca Pletsch seguían todos los movimientos de la mujer con atenta dedicación y los cuatro merecieron las palabras inaugurales de la nueva conductora de la institución.

Otro de los momentos personales en el acto de ayer lo vivió el decano saliente cuando al finalizar su discurso se quebró al agradecer a su esposa por el acompañamiento hace cuatro décadas: "Hace 40 años que nos conocemos y 37 que estamos casados, con ella formamos una familia", dijo con gran dificultad para terminar lo que tenía previsto y n cerrado aplauso lo acompañó en la emoción.

Cuenca Pletsch conducirá la Facultad Regional Resistencia hasta el 2013, después de imponerse en las elecciones del pasado 6 de noviembre. Con 39 de 69 consejeros (entre docentes, estudiantes, graduados y no docentes) se impuso en segunda vuelta ante su contendiente, Carlos Lovey, que cosechó 27 sufragios.

La decana de la Facultad Regional Resistencia es ingeniera en Sistemas de Información y docente. Nació de Misiones y a los 19 años llegó a Resistencia para estudiar en la UTN. Poco después se casó con el chaqueño Ariel Zalazar y tuvieron tres hijos: Carla, Mauro y Paula.

Con una larga trayectoria en la casa de estudios, donde llegó a ser vicedecana, ayer planteó que la Facultad cumplió el rol que la sociedad le demanda y ahora el desafío es seguir haciéndolo educando y formando para afrontar problemas globales y retos locales.

Además reconoció que entre los objetivos de su gestión están: disminuir la brecha entre los perfiles de quienes ingresan y egresan de la UTN, apoyar a las empresas de base tecnológica y reinstalar la cultura del esfuerzo, legado de los antepasados.

"La Facultad tiene masa crítica, convicción y recursos para hacerlo", enfatizó.

Poco antes de que Cuenca Pletsch hablara para los presentes, Benítez se despidió agradeciendo a quienes acompañaron su gestión y dedicó dos frases a su sucesora: "Así pasa la gloria en el mundo" y "recuerda que eres mortal". Y tras plantearle aceptar el cargo con humildad, insistió: "Le pido que gobierne con cordura, con el corazón, en un sentido bíblico, con justicia, plenitud y con felicidad".

En respuesta, la decana planteó en su discurso que en su gestión "escuchar es una virtud fundamental" y que el trabajo sería el camino hacia el éxito institucional. Agradeció a quienes privilegiaron el mérito y la libertad de expresión y valoró el ejemplo de sus padres que le inculcaron cultivar la honradez y educación, así como luchar por las causas nobles.

Comentá la nota