La mujer de Berlusconi criticó a su marido

Verónica atacó a su esposo por querer incorporar jóvenes modelos y actrices televisivas a las listas del Partido del Pueblo de la Libertad para las elecciones de junio próximo. "Una inmundicia sin pudor, algo en contra de las mujeres", clamó
El período de calma que reinaba en la política italiana desde el terrible terremoto en los Abruzos, tragedia que unió a oficialismo y oposición, terminó abruptamente al irrumpir en escena Verónica Berlusconi, la esposa del premier.

"Por suerte, desde hace tiempo hay un futuro en términos femeninos", escribió Verónica, que mencionó como ejemplos a Margaret Thatcher y Angela Merkel.

La primera dama italiana también había creado revuelo en 2007 al exigirle públicamente a Berlusconi, en una carta abierta en un periódico opositor, que se disculpara por haber cortejado a unas señoritas durante una noche de gala.

Esta vez, Verónica nunca mencionó a su esposo, sino que aludió a él en forma indirecta, y lapidaria. "Lo más grave es la desfachatez y la falta de límites del poder, que ofende la credibilidad de todas, escribió Verónica.

Esto no fue todo. Como trascendió que Berlusconi, de 72 años, el domingo pasado estuvo en la fiesta de 18 años de una joven de Nápoles, Verónica también lamentó que el premier jamás hubiera estado en una celebración de 18 años de sus tres hijos "pese a haber sido invitado".

"La señora fue manipulada por la prensa de izquierda", retrucó furioso Berlusconi. Irritado por la irrupción del escándalo familiar en un momento de alta popularidad, explicó que la joven del cumpleaños que suele llamarlo "papi", según el diario italiano Corriere Della Sera - es la hija de un ex chofer de Bettino Craxi, un muy amigo de él según informa el diario La Nación.

"Mis hijos me quieren muchísimo y creo que soy el más amado de los padres", concluyó.

Comentá la nota